Asturias

El Principado de Asturias, se encuentra en la vertiente septentrional de la cornisa Cantábrica enmarcado entre la cordillera Cantábrica al sur y los cauces fluviales del Eo al oeste y del Deva-Cares al este. Esta comunidad autónoma uniprovincial delimita al oeste con Galicia, al este con Cantabria y al Sur con Castilla y León. Su capital, Oviedo, se ubica en la zona centro, en el área de más alto poblamiento de la región.

El estrecho tramo entre las cumbres y el mar, apenas 55 km. genera una amplia variedad de paisajes y profundos contrastes. Las montañas asturianas constituyen una frontera física no sólo en el aspecto geográfico, sino también en lo que respecta a las comunicaciones, cultura o historia.

Con un clima húmedo y suave, Asturias tiene una amplia variedad de flora y fauna, y mantiene especies autóctonas protegidas de gran valor ecológico.

Su variedad hace posible que en un corto espacio de tiempo se puedan visitar zonas tan diferentes como la costa del mar Cantábrico, que baña toda la región, o la alta montaña, cuyo máximo exponente, en el extremo suroriental de la región, son los Picos de Europa.

El visitante podrá recorrer lugares recónditos y sosegados. Podrá conocer su etnografía y recorrer paso a paso la huella que a través de los tiempos fueron dejando los diferentes pobladores: cuevas prehistóricas, castros, arquitectura popular, prerrománica, románica, gótica... Podrá perderse en la tranquilidad de sus playas, ríos, lagos, bosques y montañas, y disfrutar del bullicio de las ciudades, con una amplia oferta cultural y de ocio.

Para recorrer Asturias, esta guía propone varios itinerarios, siempre en coche, con una descripción detallada de cada ruta y de los lugares más interesantes. Sin embargo, las posibilidades turísticas son infinitas, ya que el Principado está repleto de pequeñas carreteras que comunican pueblos, valles y parajes casi inalterados por el paso del tiempo.

También es posible conocer la región realizando rutas a pie, en bicicleta o a caballo. Asturias es un paraíso para cualquier tipo de actividades deportivas o de ocio, como la escalada, el senderismo, los deportes acuáticos, la pesca, la caza, la espeleología, el golf y un largo etcétera. Una extensa red de empresas de turismo activo le ayudarán a disfrutar de los recursos naturales de esta región.

Todo esto se complementa con una oferta turística de calidad que permite elegir entre una amplia variedad de hoteles, casas de aldea, apartamentos, campings, albergues... Las Oficinas de Información Turística ofrecen asesoramiento sobre alojamientos, actividades, visitas y otros temas de interés.

Asturias es un Paraíso Natural que merece la pena recorrer y conocer porque hay un alto interesante en cada vuelta del camino; un Paraíso Natural que se respira desde el primer instante y se mantiene en la retina para siempre.

Arte e Historia

Conocer Asturias es conocer su arte y su historia. La evolución en el tiempo ha configurado un presente rico en matices y contrastes que los diferentes pobladores han legado para disfrute de futuras generaciones.

El periplo comienza recordando nuestro pasado con las huellas dejadas por los dinosaurios, hoy presentes con todo lujo en el Museo del Jurásico de Asturias MUJA (Colunga); y continúa con las cuevas de Tito Bustillo, El Pindal, Candamo (declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) o el Buxu, donde los hombres del Paleolítico dejaron muestras significativas de pinturas y grabados parietales. Avanzando en la historia, del Neolítico podemos admirar restos como el dolmen de Santa Cruz o el ídolo de Peña Tú. El Museo Arqueológico de Asturias (Oviedo) es visita obligada para conocer, a través de piezas de esta época, los primeros asentamientos en la región, determinados por incipientes explotaciones mineras. Toda esta riqueza rupestre se muestra en el Parque de la Prehistoria de Teverga.

Parte de la historia de Asturias aún está bajo tierra. El trabajo constante de arqueólogos e instituciones ha hecho aflorar ante nuestros ojos magníficos exponentes de la cultura castreña, poblados en los que los astures y romanos pusieron a prueba su convivencia. Ejemplos destacados son los castros de Coaña, Mohías, Chao Samartín o San Chuís. El paso de los romanos por estas tierras dejó muchas y significativas huellas, como las termas de Campo Valdés o la Villa Romana de Veranes, en Gijón,

El reino de Asturias como tal data del siglo VIII, época en la que la resistencia al poder musulmán establecido en la Península, conforma una sociedad diferente, muestra de lo cual nos quedan los más imponentes vestigios del arte prerrománico, cuyo conjunto ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Santa María del Naranco, San Salvador de Valdediós, San Julián de los Prados, son algunos de los monumentos más destacados.

El Románico deja en el Principado construcciones de gran belleza e interés, como las iglesias de San Juan de Amandi o San Esteban de Aramil; colegiatas y monasterios, como Santa María de la Oliva, San Antolín de Bedón, o San Pedro de Teverga.

La Catedral de San Salvador (Oviedo) es la máxima expresión de Gótico en Asturias, que además cuenta con otras destacadas muestras como Santa María del Conceyu en Llanes o la casa de los Valdecarzana en Avilés.

Asturias no está exenta de ejemplos de un Renacimiento tardío en monumentos como el antiguo Hospicio de Oviedo (actual Hotel de la Reconquista). El Barroco está presente en el palacio de Velarde o en la Iglesia de San Isidro en Oviedo, en el de Revillagigedo en Gijón, en el claustro del monasterio de Cornellana o en el retablo de la colegiata de Pravia, considerado una obra maestra de este estilo.

Muestras del arte contemporáneo son las casonas de indianos, como Quinta Guadalupe (Archivo deIndianos), el palacio de Sotiello, en Piloña, Villa Rosario, en Ribadesella, o el palacio de Peñalba, en Figueras. El itinerario cultural y artístico se detiene, que no finaliza, en las obras que el desarrollo industrial dejó en el patrimonio de algunas explotaciones fabriles del s. XIX y que también son muestra de la cultura del pasado más reciente. Algunos ejemplos son el pozo San Luis, la vieja factoría de Duro y Cía. en Langreo, el poblado de Bustiello en Mieres y la Fábrica de Armas de Trubia.

Del siglo XX encontramos muestras del arte más vanguardista, como la obra de Vaquero Palacios y Vaquero Turcios en la central hidráulica de Grandas de Salime; y ya en el XXI, destacan, por ejemplo, los Cubos de la Memoria, obra de Ibarrola en Llanes.

Gastronomía

La gastronomía asturiana se caracteriza por la variedad de productos autóctonos y por la versatilidad culinaria que de ellos resulta.

El clima y la riqueza de los suelos generan una huerta variada y pródiga en cosechas. Patatas, tomates, lechugas, fréjoles (judías verdes), arbeyos (guisantes), repollos, cebollas, pimientos, coliflores o alcachofas, son parte del abanico de hortalizas que emplea la cocina asturiana. No podemos olvidar les fabes, alubias grandes y blancas, ingrediente esencial del plato por excelencia de los fogones astures: la fabada.

De las frutas, la manzana es la protagonista indiscutible, en la mesa o en la dorada bebida que traspasa fronteras: la sidra, caldo mágico que evoca tonadas y fomenta amistad al compartir el culín escanciado. Encontramos en Asturias, además, otras frutas como los figos (higos), naranjas y limones, fresas, cerezas, ablanes (avellanas), castañas o nueces.

En los bosques y pastizales crece una amplia variedad de hongos y setas, como champiñones, boletus, partinas, lepiotas, senderuelas, níscalos, setas de cardo, colmenillas, corpiños, etc.

La costa cantábrica es prolija en pescados y mariscos. En las rulas asturianas abundan especies como la merluza, el pixín (rape), el besugo, la chopa (sargo), el salmonete, la lubina, el bonito, la sardina, el bocarte...

En cuanto a los mariscos, el oricio (erizo de mar), la llámpara, la andarica (nécora), la ñocla (buey de mar), el centollo, el bugre (bogavante), las cigalas, las quisquillas, las almejas y los percebes están entre las especies más solicitadas, sin olvidar el pulpo de pedrero, los calamares y los chipirones. Los ríos asturianos colman la mesa de salmones, truchas o angulas.

En cuanto a las carnes y embutidos, las razas autóctonas vacunas son protagonistas. En los últimos tiempos, la apuesta decidida por la carne roxa (roja) trae a nuestras mesas un producto de alta calidad.

En el Principado encontramos el pitu de caleya, pollo de aldea alimentado sin piensos, y una inmensa variedad de productos procedentes del gochu (cerdo), como chorizos, morcillas y chosco. En la temporada de caza también se cocinan perdices, arceas (becadas), jabalí, rebeco, corzos, gamos o venados en las zonas de montaña de toda la región.

El Queso

Protagonista en la gastronomía asturiana también es el queso de vaca, oveja y cabra. En Asturias encontramos probablemente la mayor variedad de quesos de Europa.

Entre los cuales, el rey indiscutible es el Cabrales (Concejos de Cabrales y Peñamellera Alta) siguiendo por el Afuega ́l Pitu (Morcín, Riosa, Grado y Salas), el Quesu Casín (Caso y Sobrescobio) y el Gamonéu (Onís y Cangas de Onís). Todos ellos con Denominación de Origen Protegida (D.O.P), sin olvidarnos del Queso Los Beyos (Ponga y Amieva), que cuenta con la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P). Hay otras muchas variedades de queso, como el Xinestoso (Cangas de Narcea), de Fuente (Proaza), de Bota (Quirós), de Vixiga (Lena), Purrúa, Vidiago, Pie de la Sierra, San Roque de Acebal y Pría (llanes), Abredo (Coaña), Valle de Narcea (salas), Varé (Siero), Ovín (Nava), La Peña (San Martín del Rey Aurelio), Rozagás (Peñamellera Alta), Buelles (Peñamellera Baja), La Peral (Illas), Valdesano (Valdés), Urbiés (mieres) y de Oscos (Grandas de Salime).

Dulces momentos

El panorama gastronómico se completa en la sobremesa con una innumerable cantidad de platos dulces típicos. Entre ellos hay que citar el arroz con leche quemado con plancha, los frixuelos, las casadiellas, los borrachinos, el panchón, las marañuelas de Gozón y Carreño, los carajitos de Salas y Cornellana, las veneras en Navia y Boal, los tocinillos de cielo de Grado, la tarta de Piloña en Infiesto, la charlota y la tarta gijonesa en Gijón o los carbayones en Oviedo.

Sidra de Asturias

Esta bebida, consumida ya en la edad media, se obtiene a partir del mosto de manzana prensada en el llagar y fermentada en toneles de castaño (pipas). Fresca y con bajo nivel de alcohol, entre 4 y 6 grados, es objeto de culto en las espichas –fiestas gastronómicas populares donde se degusta sidra como bebida principal, directamente del tonel o en botellas– que se celebran en las sidrerías y chigres de la región. Es llamativo el modo de echar (verter) la sidra y su degustación. Anualmente se celebran festivales y concursos. El 24 de octubre de 2002 el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias aprobó con carácter transitorio el reglamento de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Sidra de Asturias.

Vinos de la Tierra de Cangas

Aunque el cultivo de la vid en Asturias tiene una tradición que se remonta a la época romana, actualmente sólo se produce vino en algunos concejos del occidente –Cangas del Narcea, Pola de Allande, Ibias, Pesoz...–. Las variedades de uva autóctona son carrasquín, verdejo, albarín y mencía, siendo esta última la de mayor producción. En estos momentos cuentan con la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) Vino de la Tierra de Cangas en las variedades tinto y blanco. Son vinos jóvenes, de baja graduación, buen gusto y un cierto grado de acidez. Tradicionalmente se toma en un cuenco de madera, llamado “cachu”.

Naturaleza

Reservas de la Biosfera

El Principado de Asturias cuenta con cinco espacios naturales que han sido declarados Reservas de la Biosfera. El primero de ellos, el Parque Natural de Somiedo, el cual ha recibido la Carta Europea de Turismo Sostenible, está localizado entre las montañas central y occidental. Sus 291 Km2 constituyen un espacio repleto de contrastes entre cumbres y depresiones, y de brañas con fértiles pastizales donde contemplar las cabañas de piedra y techo de escoba, utilizadas por los vaqueiros y los ganaderos como refugio.

El Parque Natural de Redes se encuentra en los concejos de Caso, y Sobrescobio. Más de 376 Km2 de hermosos paisajes y singulares contrastes, donde destacan cumbres como el Pico Torres, El Retriñón, la Peña del Viento o el Tiatordos.

El Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, ocupa una amplia extensión del suroccidente asturiano. Alberga la impresionante Reserva Natural integral del Bosque de Muniellos, el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de toda Europa. Para acceder al bosque es necesaria una autorización de la Consejería de Medio Ambiente.

El Parque Nacional de los Picos de Europa, que acoge en su región occidental el que fuera el primer Parque Nacional de España, el de la Montaña de Covadonga. En el ala más occidental encontramos el macizo de Cornión, cercano al Real Sitio de Covadonga y donde se ubican los conocidos lagos Enol y Ercina. El macizo central de los Urrieles es el que alcanza mayores altitudes. En él se encuentra el emblemático Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu (2.519 m.), aunque la cima más alta es Torrecerredo (2.648 m.). Finalmente, en la zona más oriental se eleva el de Ándara, de perfil más suave.

Por último, los siete concejos que integran la comarca Oscos-Eo han sido declarados también Reserva de la Biosfera en septiembre de 2007.

Espacios naturales

El Parque Natural de Ponga, se localiza en el sector centro oriental de la Cordillera Cantábrica abarcando la totalidad del concejo de Ponga. Mantiene una elevada diversidad ambiental, así como un notable grado de conservación de sus recursos naturales.

También en el concejo de Ponga encontramos la Reserva Natural Parcial de Peloño, uno de los espacios forestales más emblemáticos. La ría del Eo, entre Castropol y Vegadeo, es un estuario muy bien conservado. La ría de Villaviciosa también constituye un hermoso espacio natural de alto valor ecológico.

El Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa se encuentra situado en el sector meridional de Asturias, y comprende los concejos de Teverga, Quirós y Lena. De reciente catalogación como Parque Natural, acoge el macizo de Peña Ubiña la segunda montaña más alta de la región tras los Picos de Europa, con altitudes superiores a los 2.400 metros.

La Reserva Natural Parcial de Cueto de Arbás situada en el concejo de Cangas de Narcea presenta un modelado glaciar muy interesan- te,dominado por valles, aristas, circos, ...

Entre Navia y Valdés encontramos la Reserva Natural Parcial de Barayo,un magnífico ejemplo de vegetación, acantilados, dunas y playa. Y, entre las Reservas Naturales, no faltan las cuevas: la de las Caldas (Oviedo), la del Sidrón (Piloña), la del Lloviu (Villaviciosa) y la Rosa (Ribadesella).

Los paisajes, las costas, los bosques, la naturaleza, la fauna y la flora han formado siempre parte inseparable de Asturias y siguen constituyendo uno de sus principales atractivos. Los espacios naturales protegidos ocupan un tercio de la extensión del Principa- do. Si algo caracteriza la naturaleza asturiana es su diversidad. Montañas y profundos valles se combinan con 345 kilómetros de costa y, entre am- bos, una superficie con importantes ejemplos de bosque, flora autóctona y parajes naturales donde algunas especies han encontrado los últimos reductos para sobrevivir.

Flora

Asturias alberga zonas boscosas con hayas, robles, abedules, acebos... También encontramos pastizales y prados de siega, arbustos o matorra- les de enebro rastrero y vegetación alpina en las zonas más altas. Con el buen tiempo los campos se cubren de numerosas variedades de flores, algunas de ellas incluidas en el Catá- logo Regional de Especies Amenazadas

Fauna

La singularidad paisajística y climato- lógica ha permitido la supervivencia de especies en estado salvaje. Aves, zorros, lobos, rebecos, garduñas, gatos monteses, venados, corzos, jabalíes,ardillas, armiños o nutrias conviven con especies protegidas como el oso pardo o el urogallo. Los asturcones,raza autóctona de caba- llos, viven en estado semisalvaje en las sierras del Sueve y de Pedroiru.

Costas

El Paisaje Protegido de la Costa Oriental se extiende a lo largo de 30 kilómetros desde Llanes hasta la frontera oriental de la comunidad. Cuenta con más de 30 playas y se ha convertido en uno de los destinos turísticos más visitados.

El Paisaje Protegido de la Costa Occidental comprende una franja de 35 kilómetros en Valdés y Cudillero. Conserva zonas poco accesibles, con acantilados a cuyos pies se extienden ensenadas y playas de cantos, como la playa del Silencio.

La Cuenca del Esva recorre los concejos de Valdés, Salas y Tineo. El Cabo Peñas y sus alrededores, entre Gijón y Avilés, ofrecen impresionantes acantilados y playas de gran belleza como Verdicio o Xagó.

Sierras

El oriente asturiano cuenta con magníficas elevaciones montañosas, como la sierra del Cuera, que se extiende por Cabrales, Llanes, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja y Ribadedeva. Destaca El Mazucu y su cima más alta, el Pico Turbina (1.315 metros). Las de Carondio y Valledor, en los concejos de Allande, Grandas de Salime y Villayón, son un sistema de pequeñas sierras que forman estrechos valles.

La sierra del Aramo ocupa 15 kilómetros entre los ríos Trubia y Riosa, en pleno centro del Principado. Con cumbres que superan los 1.700 metros de altura, como el Gamoniteiro, el Gamonal y el Barriscal, alberga la famosa subida al Angliru. También en la zona centro-oriental, se eleva, junto al mar, la sierra del Sueve, en los concejos de Colunga, Caravia, Ribadesella, Piloña y Parres.

Entre Quirós y Lena, el Paisaje Protegido de Peña Ubiña muestra angostos valles cubiertos de bosques, peñas, arroyuelos e incontables puertos de montaña. El Paisaje Protegido de Pico Caldoveiro comprende territorios de Grado, Yernes y Tameza, Proaza y Teverga. Destaca el Puerto de Marabio, complejo kárstico de gran interés hidrogeológico.

El Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras está enmarcado en la zona más montañosa de los valles mineros centrales (Aller, Mieres, Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio).

Además, encontramos en cada rincón de Asturias numerosos Monu- mentos Naturales que pertenecen a la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos: los "bufones" de Arenillas y Santiuste, la playa de Gulpiyuri, el complejo de Cobijeru, el yacimiento de Icnitas de la costa centro-oriental, la ruta del Alba, la red de Toneyu, el Carbayón de Lavandera, la Carbayera del Tragamón, el sistema del Jitu, el desfiladero de las Xanas, la playa del Espartal, la Turbera de las Dueñas, el Alcornocal de Boxu, el Carbayón de Valentín, las Hoces del Esva, las cascadas de Oneta, etc.

Fiestas

Las fiestas se convierten en un aliciente más durante todo el año y, sobre todo, con la llegada del buen tiempo. Algunas trascienden más allá de nuestras fronteras, como la Fiesta de las Piraguas -Descenso Internacional del Sella- catalogada de Interés Turístico Internacional, que se celebra el primer sábado de agosto entre Arriondas y Ribadesella. Entre las declaradas de Interés Turístico Nacional e Interés Turístico del Principado de Asturias, encontramos las siguientes:

Enero:

  • Festival del Guirria y Aguinal, FITPA - 1 de Enero en San Juan de Beleño, (Ponga)

Febrero:

  • Martes de Antroxu, FITPA (día 24, martes de Carnaval, en Gijón y Avilés)

Marzo:

  • Feria del Salmón, FITPA (día15 y 16, Cornellana y Salas).

Abril:

  • Semana Santa en Avilés, FITPA
  • Fiesta del Bollu, FITN (día 13 , Lunes de Pascua, Avilés)
  • Fiesta del Picadillo y el Sabadiego, FITPA (día 26, Noreña)
  • Fiesta de los Huevos Pintos FITN (día 14, Martes de Pascua, Pola de Siero).

Mayo:

  • Jira al embalse de Trasona, FITN (día 1 Mayo, Corvera de Asturias) Fiesta de la Ascensión, FITPA (días 2 al 4 , Oviedo)
  • Festival del Arroz con Leche, FITPA (día 11 de Mayo, Santa Eulalia de Cabranes). Alfombras Florales del Corpus, FITPA (día 25 de Mayo, Castropol)

Junio:

  • Fiesta de San Antonio de Padua, FITPA (día 13, Cangas de Onís) Sacramental, FITPA (día 24, Cué - Llanes)
  • Fiesta de L ́Amuravela, FITN (día 29, Cudillero)

Julio:

  • Fiesta del Cordero, FITN (primer domingo del mes de julio, en el Prau Llagüezos Quirós-Lena)
  • Festival de la Sidra Natural, FITN (del 11 al 13, en Nava)
  • Nuestra Señora del Carmen-La Descarga, FITPA (día 16, Cangas del Narcea) Santa María Magdalena, FITPA (día 22, en Cangas del Narcea y Llanes) Fiesta del Carmín, FITPA (día 21, Pola de Siero - Siero)
  • Fiesta del Pastor, FITN (día 25 Cangas de Onís)
  • Festival Interceltico de Avilés y Comarca, FITPA (días 18 al 27, Avilés) Fiesta del Bollu, FITPA (día 27, La Peruyal-Arriondas - Parres)
  • Fiesta Vaqueira, FITN (último domingo del mes de julio, en la Braña de Aristébano - Valdés).

Agosto:

  • Festival de la Sardina FITPA (día 1, Candás)
  • Día de Asturias, FITN (día 3 de agosto, en Gijón)
  • Desfile de Carrozas, FITPA (Día 11, Valdesoto-Siero)
  • Nuestra Señora del Rosario, FITN (día 15, Luarca-Valdés)
  • Nuestra Señora de Andrín, FITPA (día 15, Andrín-Llanes)
  • Fiesta del Alba, FITPA (día 15, en Salcedo, Quirós)
  • Nuestra Señora del Cébrano, FITPA (día 15, Carrea-Teverga)
  • Descenso a nado de la ría de Navia, FITN (día 16, Navia)
  • San Roque, (día 16, Llanes FITN y Tineo FITPA)
  • San Pedrín de la Cueva, FITPA (días 17 al 19, Narzana-Sariego)
  • Fiesta del Asturcón, FITPA (día 23, Majada de Espineres-Piloña) Descenso Folklórico del Nalón (día 22, Pola de Laviana- Laviada), FITPA (en Laviana)
  • Día de los Pueblos de Asturias, FITPA (día 24, Navelgas-Tineo)
  • Certamen del Queso de Cabrales, FITPA (último domingo del mes, Cabrales), Certamen del Queso Casín, FTIPA (días 29 y 30, Collada de Arnicio-Caso) Festival de la Sidra Natural, FITPA (día 29 al 31, Gijón), La Regalina, FITPA (día 31, Cadavedo- Valdés).

Septiembre:

  • Fiestas de la Virgen de la Guía, FITN (día 8, Llanes)
  • Día de América en Asturias, FITN (día 19, Oviedo)
  • Fiesta de la Manzana, FITPA (segundo fin de semana de septiemre, de caracter bianual, Villaviciosa)
  • Romería de los Santos Mártires de Valdecuna, FITN (día 27, Mieres).

Octubre:

  • Festival de la Avellana, FITPA (primer domingo del mes, Infiesto, Piloña)

Noviembre:

  • Noche Mágica y Festival del Esfollón y Amagüestu (día 8, Navelgas-Tineo) Fiesta de los Humanitarios, FITN (día 11, en Moreda-Aller)
  • Fiesta de los Nabos, FITPA (día 11, en Sotrondio-San Martín del Rey Aurelio, Fiesta de Les Cebolles Rellenes (día 30, El Entrego-San Martín del Rey Aurelio)
  • Para los amantes del deporte cabe destacar el Campeonato Mundial de Surf “Playa de Tapia” que se celebra durante la Semana Santa en Tapia de Casariego, el Torneo de Tenis-Playa de Luanco entre finales de julio y primeros de agosto, y el Rallye Príncipe de Asturias en Septiembre. Todas ellas citas deportivas declaradas Fiestas de Interés Turístico del Principado de Asturias.

FITN: Fiesta de Interés Turístico Nacional.
FITPA: Fiesta de Interés Turístico del Principado de Asturias.

Museos

Otra forma de conocer Asturias es a través de su legado artístico. El Principado tiene una amplia red de museos y conserva valiosas colec- ciones, atractivos conjuntos etnográficos y singulares muestras del patrimonio industrial. Todos estos emplazamientos hacen aún más interesante la visita al viajero.

Occidente: En San Juan de Moldes (Castropol) encontramos el C.I. de la Ría del Eo, a través de distintos soportes da a conocer el rio Eo, las especies que lo pueblan y la relación del hombre con el río sobretodo a través de la pesca, en la misma línea está el C.I. de la Pesca en el Eo en El Llano (San Tirso de Abres). En Taramundi se puede disfrutar del Conjunto Etnográfico de Os Teixois, del Museo del Telar y del Museo Etnográfico de Esquíos, con una recopilación de utensilios y herramientas de un caserío de la comarca de gran interés cultural, también en Taramundi, concretamente en Pardiñas, se puede visitar el Museo de Cuchillería Tradicional.

La Casa Natal del Marqués de Sargadelos, en Santa Eulalia de Oscos, alberga una exposición de sus obras en hierro y loza; el Refugio de la Arquitectura Desnuda en Martul (Villanueva de Oscos) refleja distintos aspectos de la arquitectura tradicional asturiana. El Centro de Interpretación del Pan, situado en Santa Eufemia (Villanueva de Oscos) contempla el proceso completo de elaboración del pan, desde el cultivo del cereal hasta que llega a nuestras mesas. Es un museo vivo, con campo de siembra, mallega, hórreo, etc. cuya finalidad es divulgar el ciclo de elaboración.

El Museo Etnográfico Casa Tradicional de San Martín en Villarquille muestra, en San Martín de Oscos, las características de una casa tradicional asturiana; en Grandas de Salime, puerta de entrada al Parque Histórico del Navia, tenemos el Museo y Castro de Chao SaMartín, el C.I. del Chao SaMartín y el Museo Etnográfico de Grandas de Salime; el Museo de la Forja, en El Franco, y la Colección Etnográfica de la Casa de las Quintas en La Caridad (El Franco) son otras de las múltiples ofertas culturales de la zona.

En Boal está la Casa de la Apicultura y Muestra Etnográfica de Rozadas; y el C.I de la Emigración e Instrucción Pública, en San Luis, que refleja el fenómeno migratorio a ultramar; en Illano está el Centro de Interpretación de Folgueirou, con contenidos sobre energías renovables, centrándose principalmente en la energía eólica. En Pesoz el Museo Etnológico de Pesoz; y en Coaña se puede visitar el Aula Didáctica del Parque Arqueológico de la Cuenca del Navia, en las inmediaciones del Castro de Coaña.

Puerto de Vega cuenta con un Museo Etnográfico que recrea los modos de vida tradicionales de los pueblos, los oficios artesanales y la industria conservera. En Villayón y Valdedo (Villayón) se encuentran los Centros de Interpretación de Paisajes Protegidos de Montaña; en Pola de Allande el Centro de Recepción de Visitantes.

En Cangas del Narcea tenemos el C.I. del Oro sito en la antigua escuela de San Pedro de las Montañas, el C.I. del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias en el antiguo Monasterio de S. Juan Bautista de Corias, y el Centro de Recepción de Visitantes Alejandro Casona, en Besullo.

El Aula de la Naturaleza y Museo Etnográfico en San Antolín de Ibias (Ibias); y el Centro de Interpretación del Paisaje en Degaña. Tineo cuenta con el Museo de Arte Sacro y el Museo Vaqueiro de Asturias, que ofrece información sobre la evolución y las costumbres de los vaqueiros de alzada. En Navelgas, ubicado en la Casona Capalleja, se levanta el Museo del Oro de Asturias (MOA), una instalación en la que se da una visión del oro tanto de forma general como en lo que se refiere a las explotaciones del metal en la zona. El Aula de los Pixuetos y la Mar en Cudillero recoge una completa colección etnográfica sobre las artes de pesca y las campañas pesqueras. Salas acoge el Museo Prerrománico de San Martín.

Centro: En Avilés destaca la reciente Iluminación Monumental y Artística del Casco Histórico, que resalta durante la noche la belleza de las edificaciones con gran valor histórico, como es el caso del Ayuntamiento, el Palacio de Valdecarzana, la vieja Iglesia de Sabugo y arcos de las calles del casco antiguo.

En Gijón encontramos el Museo del Pueblo de Asturias, el Museo de la Gaita, el Museo del Ferrocarril, el Museo-Casa Natal de Jovellanos, la Fundación Museo Evaristo Valle, el Jardín Botánico Atlántico y el Acuario. También en Gijón, en el Casino de Asturias, se encuentra el Centro de Interpretación del Cine de Asturias. El Parque Arqueológico-Natural de la Campa de Torres muestra los restos de un poblado de época prerromana posteriormente romanizado; y las termas romanas del Campo Valdés son un museo in situ de la época altoimperial. A lo largo del año 2007 se inauguraron el Museo de la Villa Romana de Veranes y Laboral Ciudad de la Cultura, entre cuyos espacios figura Laboral Centro de Arte y Creación Industrial y la reciente apertura al público del Centro de Talasoterapia de Gijón (Talasoponiente).

Oviedo acoge el Museo Arqueológico de Asturias, en el antiguo monasterio de San Vicente. También destacan el Museo de la Iglesia, en la Catedral, y el de Bellas Artes de Asturias, que conserva la mayor colección pública de arte en la región. A 9 Km de Oviedo se encuentra Las Caldas Villa Termal asociada a la salud y al ocio burgués desde el S.XIX.

En el Aula Museo de Prerrománico de Santianes (Pravia) se exponen piezas recuperadas en 1975 por Ménendez Pidal de gran valor dentro del estudio del prerrománico; en San Esteban de Pravia (Muros de Nalón) destaca su Iluminación Monumental; en Candamo el Centro de Interpretación de la Caverna de Candamo muestra los principales conjuntos paleolíticos de la cueva de la Peña; en Grado encontramos el Museo Etnográfico de Grado.

El Ecomuseo de Somiedo muestra la recuperación de oficios artesanales y el Parque de la Prehistoria, situado en Teverga, es un espacio temático inédito en Europa, en el que es posible contemplar la cultura de los seres humanos del Paleolítico Superior. El Parque Natural Ubiñas-La Mesa del que forman parte todo el territorio de Teverga y parte de Quirós y Lena cuenta con un C.R.V en La Plaza (Teverga). En Quirós, el Museo Etnográfico de Quirós y Comarca.

El Museo de Anclas, en Castrillón, rinde homenaje a la mar y a sus gentes, en los bajos del mítico Faro del Cabo Peñas está el Centro de Recepción de Visitantes e Interpretación del Medio Marino de Peñas (Gozón); en Luanco puede visitarse el Museo Marítimo de Asturias, el Museo de Pintura al Aire Libre de Candás que refleja la expresión artística a través de la pintura mural que comenzó en los años 70 en dicha villa, en pleno corazón de Candás, está el Centro de Escultura de Candás-Museo Antón; destacable es también el C.R.V. situado en la Torre del Reloj construida en el S.XVII en Noreña.

En Morcín, el Museo de los Quesos de Asturias, situado en La Foz; y en Ribera de Arriba el Centro de Interpretación del Hórreo. El Museo de la Siderurgia de Asturias (MUSI) en La Felguera, en el que se resguarda el pasado esplendor de esta actividad, y los tiempos presentes de inevitable reconversión. El complemento natural de este museo está constituido por el Museo de la Minería y de la Industria (MUMI), en San Martín del Rey Aurelio, consta de un edificio principal donde destaca la torre del castillete. Mediante un ascensor o "jaula" conecta el museo con la mina imagen.

En Mieres, el Museo Etnográfico de Gallegos; también en Mieres, en el barrio de Santa Cruz podemos visitar el Poblado Minero de Bustiello, abierto todo el año; en Cenera se encuentra la colección de maquetas móviles de oficios tradicionales asturianos de Benjamín Pumarada; en La Chalana (Laviana) el Centro Ictiológico y de Interpretación del Río Nalón; en Nembra (Aller) el C.I. de la Vía de La Carisa, antigua vía romana; y en Tanes (Caso) el Museo de la Apicultura.

Oriente: Villaviciosa alberga el Centro de Artesanía de Peón, el Aula Didáctica los Hórreos del pueblo de Sietes y el Teatro Riera, inaugurado en 1945 y cuyo arquitecto fue Fernando Cavanilles, que destaca por su singularidad. El edificio comprende el C.R.V de Villaviciosa, y el Centro Interpretativo y Expositivo del Azabache.

El Museo de la Sidra, en Nava, ofrece información sobre la producción, el consumo y la historia de esta bebida típica. En Bimenes la Casa de les Radios; la Casa-Museo de la Cerámica Popular Asturiana está enclavada en Cabranes, así como el Museo de la Escuela Rural, alojado en la antigua escuela.

En Colunga se alza el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), que adopta la forma de una gran huella tridáctila y acoge la muestra más completa, didáctica y fiel del mundo de los dinosaurios; el C.R.I. de la Sierra del Sueve en Gobiendes (Colunga) espacio educativo y turístico dotado de dos miradores con espectaculares vistas del Mar Cantábrico y del perfil de la Sierra, también es de gran belleza visual la Iluminación Monumental de la localidad marinera de Lastres (Colunga).

El C.I. de la Cultura Castreña del Oriente de Asturias ubicado en una Casona del S. XVII en Caravia. En Ribadesella podemos ver, a la entrada de la Cueva de Tito Bustillo, el Aula Didáctica de la Prehistoria o el Museo el Carmen, que refleja los aspectos más relevantes que conforman la identidad del concejo.

Cangas de Onís ofrece al visitante el Museo de la Cerámica y los Relojes Basilio Sobrecueva, y el C.R.V Casa Riera, que alberga una exposición de los recursos turísticos del municipio. En Onís el Centro de Interpretación del Descubrimiento de la Fauna Glaciar; Santillán (Amieva) el Centro del Hábitat Rupestre, importante centro interpretativo sobre el karst; San Juan de Beleño (Ponga) el C.R.V. del Parque Natural de Ponga.

En Llanes puede uno disfrutar del Aula del Mar, así como del Museo Etnográfico del Oriente de Asturias, en Porrúa, constituido por un conjunto de edificaciones que reflejan la vida rural asturiana. En Cabrales puede visitarse la Cueva del Quesu, en una galería natural. En Colombres está la Fundación Archivo de Indianos, dedicada a la emigración española hacia América. Y en Pimiango (Ribadedeva) tenemos el Centro de Interpretación de San Emeterio, centrado en dos elementos patrimoniales, La Cueva del Pindal (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), y el Monasterio de Santa María de Tina.

Geografía

Con una extensión de 10.556 Km2, Asturias es una comunidad de compleja y accidentada topografía. Entre las cumbres y la costa -fronteras naturales por el sur y norte- se extiende amplios pastizales, profundos cauces de ríos e impresionantes acantilados. Hay en Asturias tres tipos de paisaje: la marina, los valles interiores y la alta montaña.

La marina se despliega por todo el litoral asturiano, que alterna más de 200 playas con impresionantes acantilados y rías, como las de Eo, Navia, Pravia, Avilés, Villaviciosa, Ribadesella y Tina Mayor. El bosque autóctono y las praderías son protagonistas en los valles interiores y, en la alta montaña, las verticales paredes de las más altas cimas como Torre Cerredo, Peña Santa, Peña Ubiña, Tiatordos o el mítico Naranjo de Bulnes contrastan con las gargantas de ríos como el Cares, el Sella o el Deva.

Asturias está integrada por 78 concejos. La zona centro de la región es la de mayor concentración urbana. Allí están las tres ciudades más pobladas: Gijón, Oviedo y Avilés, a las que se le suman las cuencas del Nalón y el Caudal, con Sama de Langreo y Mieres. En el resto del territorio, las grandes y medianas poblaciones dejan paso a las pequeñas aldeas hasta donde los límites de la alta montaña y la topografía lo permiten.

La morfología asturiana data de hace 350 Millones de años y se estabiliza en la Era Terciaria. Aun con posterioridad, los hielos cuaternarios dejan su impronta en las cumbres superiores a 1.500 metros de altitud. Épocas más cálidas caracterizan el proceso de erosión que se aprecia en las profundas hoces de los ríos asturianos. En la costa, los períodos interglaciares producen una plataforma marina escalonada hacia el Cantábrico.

Nuestras montañas están formadas por cuarcitas, calizas y conglomerados que han resistido la erosión. El ataque del hielo y del agua han erosionado materiales mas blandos como pizarras, arcillas, etc., conformando los valles de la zona intermedia entre la montaña y el mar.

Zonas turísticas

Occidente: en esta zona encon- tramos Oscos-Eo (concejos de Cas- tropol, San Martín de Oscos, San Tirso de Abres, Santa Eulalia de Os- cos, Taramundi, Vegadeo, Villanueva de Oscos); el Parque Histórico del Navia (concejos de Boal, Coaña, El Franco, Grandas de Salime, Illano, Navia, Pesoz, Tapia de Casariego y Villayón); Comarca Vaqueira (concejos de Allande, Cudillero, Salas, Tineo y Valdés); Fuentes del Narcea (Cangas del Narcea, Degaña e Ibias).

Centro: está formada por Bajo Nalón (Muros de Nalón, Pravia, Soto del Barco); Camín Real de La Mesa (Belmonte de Miranda, Candamo, Grado, Las Regueras, Proaza, Quirós, Santo Adriano, Somiedo, Teverga, Yernes y Tameza); Comarca Avilés (Avilés, Castrillón, Corvera de Asturias e Illas); Comarca del Nora (Llanera, Noreña y Siero); Oviedo; Montaña Central (Aller, Lena, Mieres, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa); Cabo Peñas (Carreño y Gozón); Gijón; Valle del Nalón (Caso, Langreo, Laviana, San Martín del Rey Aurelio, Sobrescobio).

Oriente: aglutina los concejos de la Comarca de la Sidra (Bimenes, Cabranes, Colunga, Nava, Sariego y Villaviciosa); Oriente de Asturias (Amie- va, Cabrales, Cangas de Onís, Cara- via, Llanes, Onís, Parres, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja, Piloña, Ponga, Ribadedeva y Ribadesella).

Accesos

  • La peculiar orografía del Principado de Asturias queda patente en los accesos por carretera a la región. Por el sur, desde el interior de la Península, se llega por la Autopista del Huerna, la A-66, aunque también es posible entrar por la N-630 o por los múltiples puertos de montaña que jalonan la cordillera Cantábrica, como Tarna, San Isidro, Pajares, Ventana, Somiedo, Leitariegos, Cerredo o El Acebo.
  • Desde el oriente y el occidente, la N-634 junto con la autopista A8, que bordea toda la costa asturiana, entra desde Cantabria por Ribadedeva y Llanes y sale a Galicia por Vegadeo y Castropol.
  • Renfe y Feve mantienen servicios ferroviarios que comunican el Principado con Madrid, Barcelona, Alicante, El Ferrol, Santander o Bilbao.
  • En autobús, ALSA, Intercar y Turytrans realizan servicios diarios desde Madrid, Albacete, Alicante, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cáceres, La Coruña, Irún, León, Logroño, Lugo, Málaga, Murcia, Orense, Valladolid, Salamanca, San Sebastián, Santiago de Compostela, Santander, Sevilla, Tuy, Vigo, Zamora y Zaragoza.
  • Por aire, el Aeropuerto de Asturias, situado en el concejo de Castrillón (a unos 45 kilómetros de Oviedo), cuenta con vuelos desde Alicante, Barcelona, Lanzarote, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife, Valencia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Francia, Austria e Italia.

Oscos-Eo

  • Castropol
  • San Martín de Oscos San Tirso de Abres Santa Eulalia de Oscos Taramundi
  • Vegadeo
  • Villanueva de Oscos

La Franja más occidental de Asturias, colindante con Galicia, es la zona de Oscos–Eo. Imponentes bosques, valles sosegados, y pueblos que conservan la arquitectura tradicional, en la que predomina la pizarra. Desde Castropol y Vegadeo, podemos continuar el periplo por San Tirso de Abres, San Martín, Santa Eulalia y Villanueva de Oscos y Taramundi. Destacan los conjuntos etnográficos de Mazonovo y Os Teixois, ejemplos bien conservados de mazos, fraguas y molinos tradicionales.

Descripción de la Ruta

  • Partimos de San Martín de Oscos. Si tomamos un desvío a la derecha, a pocos kilómetro encontramos Mon. Por la AS–13, llegamos a Villanueva de Oscos en poco más de 5 minutos. Aquí podemos coger la AS–33 hasta Santa Eulalia de Oscos (unos 7 kiló- metros). Desde esta localidad llegare- mos a Ferreirela y Mazonovo por carretera local.
  • Para visitar Taramundi desde Santa Eulalia continuamos la ruta hacia el norte por la AS–27 y, pasado el puerto de la Garganta, nos desviamos a la izquierda por la AS-26. En los alrede- dores de esta localidad encontramos Os Teixois y Esquíos.
  • Desde Taramundi retomamos la AS-26 y cogemos un desvío a la AS- 21 hasta Vegadeo, adonde llegamos en unos 15 minutos. Una vez en Ve- gadeo, podemos desplazarnos por la N-640 hasta El Llano o continuar hasta Castropol (unos 8 kilómetros), desde donde nos desviaremos por la AS-31 a Barres y Figueras.

Ruta

San Martín de Oscos • Villanueva de Oscos Santa Eulalia de Oscos • Ferreirela • Mazonovo Taramundi • Os Teixois• Esquíos • Vegadeo El Llano • Castropol • Barres • Figueras

Comenzamos la ruta en San Martín de Oscos, capital del concejo del mismo nombre, donde se puede visitar el palacio de los Guzmán y la casona de los Prida. Se conservan en buen estado los hórreos de casa Curón y Elisardo, exponente de la arquitectura tradicional de cubierta mixta (pizarra y paja) para proteger el tejado de la acción del viento. Se recomienda la visita a la Casa del Marco, Museo de la Casa Campesina en Villarquille y del Museo del Pan en Santa Eufemia.

Desviándonos hacia Mon encontramos el palacio de Mon, (s. XVI), el Mazo de Mon y la capilla de Santa Marina.

Villanueva de Oscos es una localidad articulada en torno al monasterio medieval de Santa María, declarado Monumento Histórico Artístico.

En Santa Eulalia de Oscos encontramos restos de mazos, procedentes de la incipiente industria artesanal del hierro desarrollada desde el siglo XVII.

En Ferreirela, aldea situada en el margen izquierdo del río Agüera, encontramos las casas natales de Antonio Raimundo Ibáñez, marqués de Sargadelos y fundador de las fábricas de fundición y cerámica de Sargadelos, hoy convertidas en museo, y de J. Antonio Fernández Lombardero, afamado relojero e inventor. Paramos a continuación en Mazonovo para conocer la tradición artesana del hierro desarrollada en estas tierras, puesto que podemos visitar el antiguo mazo recuperado.

Tras atravesar el puerto de la Garganta, podemos visitar Taramundi donde encontraremos el Museo de los Molinos de Mazonovo, conjunto etnográfico recuperado para dar a conocer antiguos utensilios e ingenios y las actividades relacionadas con ellos, y la Casa del Agua de Bres, donde se muestra la relación entre las distintas culturas y la dinámica del agua a lo largo de la historia.

Desde Taramundi, hacia el sur podemos visitar Os Teixois. Este conjunto etno- gráfico es un museo vivo e interactivo donde se conservan las construcciones de mampostería de pizarra, sin carga en los muros y cubierta también de pizarra. El conjunto tiene una minicentral eléctrica de principios del siglo XX y conserva en perfecto estado el mazo, el molino y la rueda de afilar. En Esquíos, podemos visitar una colección etnográfica: instrumentos de ferreiros, utensilios de cocina y aperos de labranza, además del propio taller de forja.

La visita a los alrededores se completa con Pardiñas donde se encuentra la Casa-museo de la cuchillería tradicional, al museo del telar y al castro Os Castros, ambos en Taramundi.

Seguimos el itinerario y Llegamos a Vegadeo, donde podremos visitar el Mazo de Meredo, auténtica joya etnográfica que servía para laminar el hie- rro por procedimientos rudimentarios, hoy recuperado con su molino de cereal y zona de baños. Desde Vegadeo se accede a las localidades de Mourela,en la que destaca el castro de Croas, y El Llano, capital del concejo de San Tirso de Abres, donde visitaremos la iglesia de San Salvador, la capilla de San Juan (s.XVI) y la visita al Centro de Interpretación de la Pesca en el EO.

Desde los alrededores de Castropol se accede a Barres, con sus casonas solariegas, y a Figueras, pintoresco puerto pesquero. Tanto Barres como Figueras están muy bien comunicadas a través de la red local con las extraordinarias playas de Peñarronda y Arnao.

Parque Histórico del Navia

  • Boal
  • Coaña
  • El Franco
  • Grandas de Salime Illano
  • Navia
  • Pesoz
  • Tapia de Casariego
  • Villayón

En estas tierras, donde conviven el mar y la montaña, podemos revivir la cultura céltica a través de la ruta de los Castros. Además,conoceremos las costumbres tradicionales en el Museo Etnográficode Grandas de Salime y podremos contemplar la impresionante cascada de Oneta.

Descripción de la Ruta 1

  • Iniciamos nuestra ruta en Villapedre. Podemos tomar la carretera comarcal que nos lleva en cinco minutos a la localidad costera de Puerto de Vega o continuar por la N-634 hasta Navia, a poco más de 7,5 kilómetros de distancia.
  • A unos 15 minutos de Navia, por la AS-25, encontramos Villayón, desde donde nos desplazaremos hasta la cascada de Oneta.
  • Salimos de Navia por la N-634 y muy cerca encontramos una desviación a la derecha hacia el castro de Mohías y Ortiguera, adonde llegamos en tan sólo siete minutos.
  • Continuando por la N-634 visitamos La Caridad (desde donde un desvío a la derecha nos lleva a Viavélez), Valdepares y Tapia de Casariego (a 21 kilómetros de Navia).

Ruta 1

Villapedre • Puerto de Vega • Navia • Mohías • Ortiguera • La Caridad • Viavélez • Valdepares • Tapia de Casariego

Iniciamos la ruta en Villapedre (concejo de Navia), donde podemos observar la imponente Villa Mercedes, excelente muestra del estilo indiano de principios de siglo. Desde allí, accedemos a la localidad pesquera de Puerto de Vega, en la que destacan la iglesia de Santa Marina, el mirador de los Balleneros y el museo Etnográfico.

Continuamos hacia Navia, municipio de gran variedad y belleza paisajística, donde podemos admirar la casa de los Navia Osorio, el Casino, la iglesia de Nuestra Señora de La Barca, los restos de las murallas y la casa de Coaña. Desde Navia partimos hacia el concejo de Villayón y visitamos las cascadas de Oneta, monumento natural de gran belleza.

También podemos dirigirnos al castro de Mohías, característico frente a otros por estar enclavado en una zona llana, y después a Ortiguera, precioso pueblo pesquero ya perteneciente al concejo de Coaña.

Seguimos hasta La Caridad (concejo de El Franco) para visitar el museo de la Forja y la playa de Pormenande. Desde allí nos desviamos al puerto pesquero de Viavélez. Más adelante encontramos Valdepares, donde destacan la iglesia de San Bartolomé, la Torre (construcción indiana), y el palacio de Fonfría (s. XIV - XVI). Llegamos finalmente a Tapia de Casariego, bella localidad enclavada en una pequeña península al borde del mar, con puerto pesquero y deportivo. En Tapia destacan la casa Huerta-Reguera (s. XVII) y la ermita de San Blas (s. XVI).

Descripción de la Ruta 2

  • Partimos de Navia tomando la AS- 12 en dirección a Boal, a unos 27 kilómetros. En el trayecto, siguiendo el curso del río Navia hacia el interior, podemos parar en Coaña (desvián- donos a la derecha), Serandinas y Armal. A 10 minutos de Boal, por la AS-22, se encuentra Vega de Ouría.
  • Desde Boal seguimos por la AS-12 y accedemos a Prelo (desvío a la iz- quierda por la AS-35), Doiras, Cede- monio, lllano, Pesoz y Grandas de Salime, adonde llegamos en unos cuarenta minutos.

Ruta 2

Coaña • Boal • Illano • Pesoz • Grandas de Salime

Siguiendo el curso del río Navia hacia el interior, en dirección a Grandas de Salime, hacemos la primera parada cerca de Navia para admirar el castro de Coaña.

Si nos adentramos en el valle desde Coaña, lo primero que encontramos del concejo de Boal, después de Serandinas, es la aldea de Pendía. En este punto se encuentra el desvío para acceder al castro (2 km de pista asfaltada y 0,5 km de camino de tierra). Cerca de allí, el mirador de Pendía ofrece una admirable vista panorámica del asentamiento. La siguiente población es Los Mazos, dónde se ubica La Casa de la Apicultura y oficina de turismo y después Boal villa, arquitectura de indianos de carácter privado, las casas, y carácter público, las escuelas y El Centro de Interpretación de la Artesanía del Hierro, en Rozas.

También en coche, podemos realizar alguna excursión pintoresca desde Boal hasta Vega de Ouría, o desviarnos hasta Brañavara para contemplar todo el esplendor de sus sierras. En esa dirección recomendamos el alto de Penouta (a 5 km del casco urbano) por la necrópolis tumular, el Penedo Aballón y el nuevo mirador, que ofrece espectaculares vistas de la costa occidental asturiana. Otra posible visita que queda próxima a la ruta trazada (Coaña – Grandas de Salime), además de Prelo o Doiras, sería la aldea de Froseira, desviándose 2 km a la derecha después de Doiras.

Hacemos el siguiente alto en Illano, en el magnífico castro de O Castelón. En este concejo podemos visitar la aldea de Cedemonio,en la margen izquierda del embalse de Doiras, famosa por las piedras de San Pedro, procedentes del yacimiento de estaurolita ubicado cerca de la Ermita de San Pedro. Continuando la ruta, llegamos a Pesoz, pequeño municipio rural, casi despoblado y de relieve montañoso. Podemos ver, en el centro del pueblo, el palacio de Ron (s. XVII), ejemplo de la arquitectura palaciega de esta zona del occidente asturiano.

Grandas de Salime es el final de nuestra ruta por la cuenca del Navia. Enclavada en un paraje abrupto, la villa ofrece hermosos vestigios de su pasado jacobeo entre los que cabe señalar la iglesia de San Salvador, monumento emblemático de la villa que data del siglo XII. En Grandas de Salime es obligada la visita al Museo Etnográfico, creado por José Naveiras Escalar e instalado en lo que fue la antigua casa rectoral de Grandas. En él se muestran los diferentes oficios tradicionales (telares, bodega, tornos, fragua, molino...) que los artesanos mantienen vivos con el fin de que perduren en el tiempo. En los alrededores se puede visitar el castro Chao Samartín, el salto de Salime y la central hidráulica, donde se conserva un valioso mural de Vaquero Turcios.

Comarca Vaqueira

  • Allande
  • Cudillero
  • Salas
  • Tineo
  • Valdés

Los concejos de Cudillero, Valdés, Tineo, Allande y Salas conforman la Comarca Vaqueira. Cudillero y Valdés regalan al visitante playas y acantilados que impresionan a la vista, mientras que Tineo hace gala de su pasado noble y minero, de una imponente gastronomía que –capitaneada por el chosco– es regocijo para el paladar. Allande alberga monumentos megalíticos y castros. En Salas, como en toda la zona, están presentes las reminiscencias de los vaqueiros, ganaderos trashumantes.

Descripción de la Ruta

  • Desde Cudillero tomamos la comarcal en dirección a El Pito y más adelante enlazamos con la N-632. Continuamos por ella hasta San Martín de Luiña (desvío a la izquierda por la AS-222) y Soto de Luiña. Desde esta localidad llegamos a Cabo Vidio en menos de 10 minutos tras desviarnos a al derecha. Volvemos a la N-632 que nos lleva a Ballota, Cadavedo, Villademoros (desvío a la derecha) y Luarca.
  • A 17 km. de Luarca, por la AS-219, encontramos Aristébano, Navelgas y Bárcena, desde donde tomamos la AS-218. En Obona, por la AS-217, llegamos a Rozadiella y seguiremos hasta enlazar con la AS-15 para llegar a Pola de Allande, desde donde tomaremos la AS-14 hasta San Emiliano y, de camino, nos podemos desviar por la AS-34 hacia Valledor. De vuelta, tomaremos de nuevo en Pola la AS-15 y podremos visitar, en sucesivas desviaciones a la derecha Beduledo y Celón. Siguiendo por esa misma carretera, llegaremos a Tineo tras enlazar con la AS-214.
  • Desde Tineo tomaremos de nuevo la AS-215 y enlazamos con la AS-214 hasta llegar a la AS-15 que nos conduce a Santianes y Tuña (desvío por la (AS- 310). Seguimos por la AS-15 para tomar la AS-226 que nos conduce a Salas, donde finaliza nuestra ruta.

Ruta

Cudillero • Valdés • El Pito • San Martín de Luiña • Soto de Luiña Cabo Vidío • Ballota • Cadavedo • Villademoros • Luarca Aristébano • Navelgas • Bárcena • Obona • Rozadiella • Pola de Allande • San Emiliano • Valledor • Beduledo Celón • Tineo • Santianes • Tuña Salas

Iniciamos la ruta en Cudillero, pueblo orientado hacia el mar que se caracteriza por su emplazamiento en forma de anfiteatro sobre la costa. El puerto, de visita obligada en el litoral asturiano, la iglesia parroquial de San Pedro (s. XVI), la capilla del Santo Cristo del Humilladero, la lonja, el mirador sobre el puerto viejo y la Fuente del Canto son emblemáticos para sus habitantes, los pixuetos.

El Parque de la vida en Mata (Valdés), área temática sobre el estudio del ambiente, busqueda de energías alternativas, investigación espacial y calentamiento del planeta. En los alrededores está El Pito, donde encontramos la mansión de la familia Selgas, sede de la Fundación Selgas; y un poco más adelante,en Soto de Luiña, resulta interesante la Casa Rectoral, hoy restaurada y antiguo hospital de peregrinos en la ruta jacobea por la costa. La siguiente parada la haremos en el Cabo Vidío, próximo a Oviñana, donde las vistas de costa asturiana son impresionantes.

El concejo de Cudillero cuenta con magníficas playas, muchas de ellas de difícil acceso. La Concha de Artedo, San Pedro o El Silencio son algunas de las más conocidas.

De camino a Luarca, capital del concejo de Valdés, encontramos muchas casas y palacetes de indianos. Ejemplos concretos podemos ver los en las localidades de Ballota y Cadavedo. En Villademoros destaca la torre militar de la Baja Edad Media.

En Valdés conviven hermosas playas y ensenadas, como las del río Esva, con los valles del interior y las montañas, más al sur. Luarca, situada en la cuenca del río Negro, es una villa pesquera y de tradición ballenera. Son típicos sus barrios marineros de la Pescadería y del Cambaral, en este último se encuentra la Mesa de mareantes. Una magnífica vista del conjunto se puede divisar desde la capilla de San Roque. Además del puerto es posible visitar el palacio de los Marqueses de Ferrera, la casa de los Marqueses de Gamoneda, con su monumental escudo, el Ayuntamiento, en la plaza Alfonso X, o múltiples ejempos de arquitectura indiana. Yendo hacia el faro podemos visitar La Atalaya, antigua torre vigía de los balleneros, donde nos encontramos la capilla y el cementerio, este último uno de los más bellos y antiguos de Asturias.

Desde Luarca continuamos hacia el concejo de Tineo. Aristébano es un alto interesante en la ruta. En esta zona, reminiscencias vaqueirasnos recuerdan la forma de vida de estos pobladores nómadas y sus particulares costumbres. Continuamos nuestro camino hacia Navelgas, en donde se ubica el Museo del Oro de Asturias (MOA), en el que podemos practicar la actividad de bateo de oro, y después llegamos a Bárcena, con el monasterio de San Miguel (s. XIII), y Obona, donde podemos contemplar el monasterio de Santa María la Real. Desde aquí seguiremos ruta hacia el concejo de Allande.

Este concejo es uno de los más grandes de Asturias y forma parte del Camino de Santiago. Está enclavado en torno a la sierra de Palo y los lagos de Orúa, entre las cuencas del Navia y el Narcea, y conserva un gran patrimonio artístico e histórico.

En la villa de Pola de Allande podemos visitar, sobre un cerro, el palacio de Cienfuegos o la igleisa parroquial de San Andrés (s. XVI). Pero, además, este concejo alberga monumentos megalíticos y castros, como el de San Chuis (en Beduledo) y numerosos ejemplos de arquitectura religiosa y señorial, como la iglesia románica de Santa María de Celón (s. XVII y la torre de San Martín de Valledor). No está de más acercarse a San Emiliano, localidad catalogada como Conjunto Artístico y Pintoresco.

El concejo de Tineo rememora su pasado señorial en el blasonado de muchas de sus casas. Zona conocida también por su riqueza gastronómica y por su caza y pesca, aún conserva la riqueza de sus bosques. En sus ríos y arroyos se practica la búsqueda de oro como se hacía en la época de los celtas y romanos: a batea. Situado entre las cuencas del Narcea y Esva, esta última espacio natural protegido, Tineo mantiene la belleza de un entorno natural excelentemente conservado.

En Tineo capital podemos visitar la iglesia parroquial de San Pedro (s. XIII ), en la que destaca su retablo del XVIII, el palacio de Merás, el Ayuntamiento, la casa de los Tineo-Maldonado o el museo de Arte Sacro. En los alrededores visitamos la casa de los Queipo, en Santianes; Tuña, con varios ejemplos de casas señoriales (casa de Cabo el Río, casa de la Torre, palacio de Ferrería, casa de Riego, casa Torre de Campomanes), y el palacio y colegiata de los Omaña (s. XVII), en Rozadiella.

En Salas sobresale el casco histórico declarado Bien de Interés Cultural, donde podemos encontrar La Torre de la villa (S. VIX); unida mediante un arco puente al Palacio Valdés Salas (S. XVI) ; donde se encuentra el Museo Prerrománico de San Martín formado por un conjunto de piezas y lápidas epigráficas del (S. X) procedentes de la Iglesia de San Martín (S. VIII – IX); situada a 1 Km. de la villa, en el cementerio de la misma encontramos el tejo centenario de San Martín declarado Monumento Natural. La Colegiata de Santa

María La Mayor ( S. XVI -XVII) donde se encuentra el Mausoleo del Arzobispo General, Inquisidor y Fundador de La Universidad de Oviedo D. Fernando Valdés Salas; y un magnífico Retablo del S. XVII ; Otros edificios notables son La Casa de los Malleza (S. XVII), Capilla de San Martín (S. XVII), Palacio Condesa Casares (S. XVII); Casa de Miranda (S. XVII), Casa del Regente XVIII. A unos 15 Km de la villa de Salas encontramos Malleza; conocida como “La Pequeña Habana“ ya que las mayor parte de las casas son de estilo colonial, estilo indiano. En Cornellana podemos encontrar el Monasterio Cisterciense de San Salvador (fundado S. XI) adosada al Monasterio tenemos la iglesia de San Juan construida a finales del XII con retablos de la Escuela de Valladolid; en los aledaños del Monasterio podemos asistir anualmente(coincidiendo con el fin de semana de la apertura de la Pesca del Salmón) a la subasta del Campanu.

Salas ofrece además, la posibilidad de realizar numerosas y variadas rutas. En coche; Ruta de los Vaqueiros, Ruta del Pico Aguión; Ruta de Salmón; Ruta de los Indianos.

A pie; Senda cascada Nonaya SL.AS – 22, Subida al Viso PR.AS-131; Senda del Salmón PR.AS-128; Paseo por Malleza SL.AS-23.

Fuentes del Narcea

  • Cangas del Narcea
  • Degaña
  • Ibias

El suroccidente asturiano destaca por la riqueza de sus bosques, entre los que sobresale Muniellos. El paisaje está caracterizado por numerosos vestigios de la minería del carbón que hoy se han trasladado a modernas explotaciones. En todos los concejos podemos, además, encontrar ejemplos de arquitectura tradicional.

Descripción de la Ruta 1

  • Partimos de Javita, población que se encuentra a pocos kilómetros de la Capital del concejo, Cangas del Nar- cea, en la AS-15. Desde este punto se accede a la ruta de la Sierra para llegar a Llamas del Mouro.
  • Retomamos de nuevo la AS-15 que nos conduce a Corias, y posterior- mente a Cangas. Desde este punto, podemos dirigirnos hacia la Sierra del Acebo.
  • Si tomamos la AS-213 desde Can- gas, llegaremos a San Pedro de Ar- bás, a la Reserva Natural Parcial del Cueto de Arbás y posteriormente al Puerto de Leitariegos.

Ruta 1

Javita • Llamas del Mouro • Corias • Cangas del Narcea • Alto del Acebo • Leitariegos

Entramos en el concejo de Cangas del Narcea por Javita, donde se accede a la ruta de Sierra, para ver los centros de artesanía de la madera en Pambley y la Cerámica Negra de Llamas del Mouro, así como varios ejemplos de palacios rurales. De vuelta a la carretera principal, alcanzamos Corias, donde se alza el Monasterio de San Juan Bautista, conocido como El Escorial asturiano, actualmente en reforma para convertirlo en Parador Nacional, y la Casa del Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

Muy próxima se encuentra la capital del concejo, Cangas del Narcea, que cuenta con un interesante casco histórico, entre el que destaca la Basílica de Sta. Ma Magdalena (s. XVII), el Palacio Conde Toreno (s. XVII), el Palacio de Omaña (s. XVII) y el tradicional Barrio de Entrambasaguas, próximamente abrirá sus puertas el Museo del Vino en Santirso, que se centrará en la historia del viñedo en la comarca, variedades y el proceso productivo. A escasos kilómetros se encuentra el Alto del Acebo, donde se sitúa el Santuario y desde el cuál se divisan extraordinarias panorámicas. Desde Cangas, también se puede subir al Puerto de Leitariegos, dentro de los límites de la Reserva Natural Parcial del Cueto de Arbas, y donde también se encuentra la Estación Esquí.

Descripción de la Ruta 2

  • Partimos de Cangas hacia Besullo por a CN-1, carretera que nos conduce desués hasta San Pedro de las Montañas.
  • Retomando la AS-15 hacia el sur, llegamos a Ventanueva, y una vez allí la AS-211 os lleva hasta Moal y Tablizas.
  • Una vez más por la AS-15 en dirección sur, y tomando la CN-9 a la altura de Pueblo de Rengos, llegamos hasta Gedrez y al Monasterio de Hermo.
  • Retomando la AS-15, atravesamos el Puerto de Rañadoiro accediendo ya al Valle de Degaña.

Ruta 2

Cangas del Narcea • Besullo • San Pedro de las Montañas • Ventanueva • Tablizas • Gedrez • Monasterio de Hermo • Degaña • Ibias

Desde Cangas del Narcea se accede a Besullo, donde se sitúa el Centro de Recepción “Alejandro Casona” y el Mazo d’Abaxu (herrería tradicional). Próximo se encuentra San Pedro de las Montañas, con su Centro de Interpretación del Oro y la Ruta del Oro. De vuelta a la carretera AS-15, continuamos hasta Ventanueva, para dirigirnos a Tablizas, donde se encuentra el Centro de Recepción de Visitantes de Muniellos. A pocos kilómetros, se encuentra el Centro de Interpretación de la reservas, con miradores. Desde Ventanueva, se puede continuar para visitar Gedrez y Monasterio de Hermo, unos de los valles que conforman el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. A través del Puerto de Rañadoiro se accede al Valle de Degaña.

Bajo Nalón

  • Muros de Nalón
  • Pravia
  • Soto del Barco

Descripción de la Ruta

  • Desde Soto visitaremos San Juan de la Arena (por la carretera local a 2,3 km). Volviendo a tomar la N- 632 en Soto, podemos seguir unos 4 km. hasta tomar una desviación a la derecha que nos lleva a San Esteban. Desde allí seguiremos hasta Muros. La AS-223 nos lleva a Somao y la AS-224 hasta Santianes y Pravia, donde finaliza nuestra ruta.

Ruta

Soto del Barco • San Juan de la Arena • San Esteban • Muros • Somao • Santianes • Pravia

Iniciamos la ruta en el concejo de Soto del Barco, situado en la costa y caracterizado por un suave relieve y por los meandros del Nalón. Una buena zona para ir en busca de tranquilas playas y exquisitos platos. La localidad de San Juan de la Arena es famosa por el Festival de la Angula, que se celebra al inicio de la primavera. Además, aún conserva la fortaleza medieval del castillo de San Martín. Seguiremos ruta hasta llegar a San Esteban, donde podremos vistar el mirador del Espíritu Santo y pasear por el puerto.

En el concejo de Pravia los ríos Nalón y Narcea, junto con el Aranguín, conforman paisajes de gran belleza y dotan a la mesa de especies como angulas, salmones, reos y truchas. Todo un paraíso para el pescador. También podemos admirar el paisaje que se contempla desde el Mirador del Cueto.

La ruta nos lleva hasta Muros de Nalón, capital de este concejo en el que, en la época estival, podemos disfrutar de las playas de El Aguilar, Les Lianes, El Xilo y la Atalaya, principal reclamo para el visitante. En Muros podemos visitar el palacio de Valdecarzana, y en San Esteban de Pravia contemplar su Iluminación Monumental, que ofrece una nueva imagen de la zona por la noche, de la que se puede disfrutar no sólo desde esta localidad, sino desde el otro margen de la ría, San Juan de La Arena. También podemos visitar la Casa del Salmón, con contenidos sobre la evolución histórica de las relaciones entre el salmón y el hombre, y las distintas técnicas de pesca.

Casa del Mar de San Juan de la Arena, que alberga el C.I. de la Ría del Nalón, centrado en la biología de la ría y las actividades económicas de la misma.

De nuevo en el concejo de Pravia podemos visitar Somao donde encontramos bellos ejemplares de arquitectura indiana. Este concejo, por haber sido capital del Reino de Asturias antes del traslado de la corte a Oviedo, conserva numerosas construcciones nobles: palacio de Salas (en Santianes) o el de los Francos (en Quinzanes).

En Pravia capital podemos visitar la colegiata y el palacio de Moutas.

Camín Real de La Mesa

  • Belmonte de Miranda
  • Candamo
  • Grado
  • Las Regueras
  • Proaza
  • Quirós
  • Santo Adriano
  • Somiedo
  • Teverga
  • Yernes y Tameza

El área denominada Camín Real de la Mesa ocupa el territorio comprendido entre las cuencas de los ríos Pigüeña y Trubia. El Camín Real de la Mesa fue el principal eje de comunicación con la meseta en la Edad Media y esto ha marcado la identidad de sus pueblos, sus paisajes, su cultura, sus costumbres y tradiciones. En esta zona encontramos el refugio del Oso Pardo asturiano, el Parque Natural de Somiedo y los Paisajes Protegidos de la Sierra del Aramo y de Peña Ubiña, que constituye, tras los Picos de Europa, el principal sistema montañoso de la Cordillera Cantábrica. Con una gran tradición de mercados medievales, es tierra de amplios bosques y riqueza de minerales.

Descripción de la Ruta 1

  • Partimos de Trubia y la AS-228 nos lleva a Santo Adriano, Tuñón, Proaza y Caranga. Desde esta última locali- dad, tomamos la AS-229 que nos conduce a Aciera, Arrojo, Bárzana, Llanuces y al alto de La Cobertoria.
  • Entre Bárzana y Llanuces también podemos coger un desvío a la dere- cha para visitar Santa Marina y los valles de Ricabo y Lindes y acce- der al Macizo de Ubiña.

Ruta 1

Trubia • Proaza • Quirós

Iniciamos la ruta en Trubia, en el concejo de Oviedo, donde se encuentra la Fábrica Nacional de Armas, fundada en 1974. Atravesamos el pequeño concejo de Santo Adriano, paraje de especial belleza y accidentada orografía definida por la cuenca del río Trubia. Encontramos el desfiladero de Las Xanas, famosa ruta de montaña, declarada Monumento Natural. Más adelante, entre bosques de robles y hayas, se extiende la senda del Oso, magnífica ruta que sigue el trazado de un antiguo tren carbonero. En Tuñón podemos visitar la iglesia de Santo Adriano, fundada en 891 por Alfonso III y espléndido ejemplo del prerrománico asturiano.

La siguiente parada en nuestra ruta es Proaza, con su torre medieval de planta circular y la casona-palacio de los Tuñón (s. XVIII). Este asentamiento se remonta a la prehistoria y se conservan restos de castros en todo su territorio. Es obligado visitar la Casa del Oso, en la antigua rectoral rehabilitada para tal uso, y el cercado en la propia senda, donde dos ejemplares, Paca y Tola, conviven y muestran en vivo las características de esta especie protegida.

Atravesamos el desfiladero de Peñas Juntas, para continuar hacia el concejo de Quirós. Tras pasar Caranga y el embalse de Valdemurio, a nuestra izquierda encontramos el pueblo de Aciera, cuyas laderas de caliza son un paraíso para la escalada. Un poco más adelante, si nos desviamos a la izquierda encontraremos el Monumento Natural del Tejo de Bermiego, situado a las afueras de la localidad del mismo nombre, junto a la iglesia de Santa María, por lo que popularmente se le conoce como “Teixu l’iglesia”. Visitamos ahora Arrojo y su iglesia románica.

Seguimos por el cauce del Trubia, pasando por Bárzana (en donde se encuentra el Museo Etnográfico de Quirós y Comarca) y Santa Marina, hasta Cortes, localidad que alberga la casa natal de San Melchor de Quirós. Otra parada en el camino es el alto de La Cobertoria, con impresionantes vistas y restos de una necrópolis megalítica, desde donde se puede acceder al Gamoniteiro de 1.800 m de altitud.

Descripción de la Ruta 2

  • Iniciamos el Itinerario en Entrago. A un kilómetro, por la AS-228, llegamosa La Plaza y a continuación a SanMartín, desde esta localidad podemos seguir hasta el puerto de Ventana o tomar el desvío hacia Villanueva y La Riera. La AS-227 nos llevaen una hora a Pola de Somiedo,antes de llegar, un desvío a la izquierda nos conduce a Torrestío y desdela misma Pola podemos acercarnos a Valle del Lago.
  • De nuevo en La Riera circulamos por la AS-227 en dirección norte a Aguasmestas, Belmonte, y enlazamos conla AS-15 hasta Cornellana.
  • A Grado llegamos en menos de 10 minutos por la N-634. Después, siguiendo por esta carretera, nos desviaremos a la izquierda para acceder por la AS-235 a Grullos y a Santullano.

Ruta 2

Teverga • Somiedo • Belmonte • Salas • Grado • Candamo • Las Regueras

Rodeado por el cordal de La Mesa y la sierra de Bobia, el concejo de Teverga goza de clima agradable y alberga un bosque autóctono de robles, castaños, avellanos, fresnos y hayas. Aquí se encuentra el Parque de la Prehistoria, que alberga las réplicas de algunas de las más relevantes muestras del arte parietal paleolítico de Europa, creado con el doble objetivo de divulgar y proteger el frágil patrimonio de incalculable valor cultural del que nos dejaron numerosos testimonios nuestros antepasados; por esta zona también se extiende la Senda del Oso, sobre el río. Próximamente está prevista la apertura del Centro de Interpretación del Parque Natural de Las Ubiñas. Además, se pueden contemplar restos de una antigua calzada romana. La visita por tierras teverganas debe iniciarse en Entrago, en el cruce con la carretera que va a La Plaza, donde se encuentra el palacio de los Condes de Agüera. En La Plaza encontramos la colegiata de San Pedro de Teverga (s. XI) y en San Martín, un poco más adelante, el palacio de Valdecárzana, casa solariega de la familia Fernández de Miranda (s. XVII). Podemos continuar subiendo el puerto de Ventana, en dirección a León y contemplar Peña Ubiña (2.417 m.), la cumbre más elevada de la cordillera Cantábrica.

Si seguimos por San Martín hacia Villanueva, iniciamos allí la subida del puerto de San Lorenzo, límite con el concejo de Somiedo. Atravesamos la braña La Tuiza, donde apreciamos la forma tradicional de cubrir las construcciones de alta montaña con escoba (teito). Por este puerto pasaba el Camino Real de La Mesa, importante vía de comunicación con la meseta hasta el siglo XIX.

Situado en el centro de la cordillera Cantábrica, el Parque Natural de Somiedo tiene una extensión de 283 km2 y es un territorio muy montañoso, con algunas cumbres que superan los 2.000 metros de altitud, como el Cornón, Peña Orniz y los Picos Albos. Desde La Riera podemos llegar hasta Pola de Somiedo, capital del concejo, o hasta Belmonte no sin antes visitar el valle del Pigüeña, que se extiende desde Aguasmestas hasta Villar de Vildas. En esta última localidad se inicia la excursión a la braña de La Pornacal, donde se puede ver un conjunto muy bien conservado de teitos. Esta ruta puede hacerse a pie desde el pueblo.

Más adelante, cerca de Pola de Somiedo, nos adentramos por el cauce del río Saliencia hasta este pueblo, desde donde se continúa hasta el puerto de La Mesa, y a la collada de La Farrapona. Desde aquí se inicia el descenso a la localidad de Torrestío, ya en tierras de León, y arranca la ruta hacia los lagos de La Cueva, Lago de Calabazosa (Lago Negro) y Lago Cerveriz. Un poco más adelante podemos acceder a la aldea de Valle del Lago, desde donde accedemos al Lago del Valle, a 1.570 m de altitud y el más grande de Asturias.

El siguiente alto en la ruta es Belmonte de Miranda, concejo accidentado y abrupto encajado entre Pigüeña y pequeños afluentes del Narcea, que aún conserva intacta su masa arbórea. En su territorio hay vestigios de la calzada romana que comunicaba con la meseta y aún hoy se están explotando sus importantes reservas auríferas. En Belmonte podemos visitar la iglesia de San Andrés de Agüera (s. XVI y XVII) y la casa–palacio de los Cienfuegos.

Tras parar en el monasterio de San Salvador (Cornellana, concejo de Salas), fundado en 1024, continuamos por el alto de la Cabruñana, donde podemos desviarnos por una carretera que sale a mano derecha, hacia El Fresno, donde se encuentra el Santuario de El Fresno, de gran devoción popular. Llegamos a la villa de Grado, conocida por sus mercados agrarios y por ser el punto de partida de Camín Real de Mesa. Regada por el Cubia y el Nalón, allí se dan cita importantes fiestas como la Primera y Segunda Flor, Santiago y Santa Ana y mercadones.

En la Villa podemos admirar el conjunto Histórico-Artístico formado por el Palacio de Miranda- Valdecarzana (s. XVII-XVIII) y la Capilla de los Dolores (hermosa obra barroca del s. XVIII), interesantes palacetes indianos (El Capitolio, El Calabión, La Quintana, ...) restos de la Muralla Medieval (s. XIII), la Fuente de Arriba o Pilón, el Crucero, que refleja el paso del Camino de Santiago por Grado y un excelente Museo Etnográfico.

En el concejo de Candamo, conocido por sus exquisitas fresas, destacan las pinturas parietales de la cueva de la Peña, en San Román declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde también es posible visitar el palacio Valdés–Bazán o la Torre (s. XVII). En la capital, Grullos, encontramos el palacio de los Cañedo y en Cuero, el de los Flores Valdés.

En Santullano, capital del concejo de Las Regueras, visitaremos el palacio de Viado. Para finalizar esta ruta, hacemos una parada en Nora para ver la iglesia prerrománica de San Pedro de Nora. Las Regueras ofrece muchas posibilidades para los amantes de la naturaleza y para los apasionados del cicloturismo y del senderismo.

Comarca Avilés

  • Avilés
  • Castrillón
  • Corvera
  • Illas

La zona que abarca los concejos de Avilés, Castrillón, Corvera de Asturias e Illas destaca por su paisaje industrial, pero también por su tradición marinera y por sus extensas playas de fina arena, como las de Salinas y San Juan de Nieva. En Avilés podemos, además, visitar un magnífico conjunto monumental.

Descripción de la Ruta

  • A Nubledo, punto de partida de nuestro itinerario, llegamos por la carretera AS-17. Desde allí avanza- mos en dirección a Avilés por la misma carretera y nos desviamos a la derecha (CV-1) hasta Trasona a donde llegaremos en un par de minutos. Continuamos hasta Avilés, a unos 7 kilómetros de nuestro punto de partida.
  • Una vez visitada la ciudad y sus alrededores, seguimos por la N-632 y, en sucesivas desviaciones hacia la costa por carreteras locales, encontramos San Juan de Nieva y Salinas para llegar finalmente a Pie- dras Blancas.
  • Desde la ciudad de Avilés podemos tomar la As-237 hasta encontrar el cruce con la carretera local que nos conducirá hasta La Peral, a tan sólo 4 kilómetros.

Ruta

Nubledo • Trasona • Avilés • San Juan de Nieva • Salinas • Piedras Blancas • La Peral • Raices Viejo

Iniciamos nuestra ruta por esta zona de Asturias en Nubledo, la capital del concejo de Corvera de Asturias, donde merece la pena una visita la casona de los Blanco (s. XVIII). En este municipio, de gran actividad industrial, el embalse de Trasona ofrece amplias posibilidades para practicar deportes acuáticos.

Seguimos hasta Avilés, el tercer núcleo de población más grande de Asturias y el segundo puerto industrial más importante de la región. Está situado en la franja costera central, al oeste del cabo Peñas y en la margen izquierda de la ría que lleva el mismo nombre. Constituye, junto con Gijón, el principal eje industrial del Principado.

Podemos comenzar la visita por la plaza de España, donde está el Ayuntamiento, cuya primera edificación data de 1670. Desde aquí podemos pasear por dos de las calles mas bulliciosas y típicas de la ciudad – Rivero y Galiana – que cuentan además con edificaciones de gran valor histórico. Entre ambas, se extiende el parque Ferrera.

En la calle Rivero podemos ver, además de la capilla del Santo Cristo (s. XVII), el palacio de García Pumarino (s. XVII). Antes de adentrarnos en Galiana, famosa por sus soportales, encontramos la plaza de Álvarez Acebal, donde se ubica el palacio Balsera, la Escuela de Artes y Oficios y la moderna Casa Municipal de Cultura.

El palacio del Marqués de Ferrera (s. XVII) –cuya entrada principal se halla en la Plaza de España– se sitúa en la calle de San Francisco, al igual que la Fuente de los Caños. Al inicio de la Calle Galiana es posible hacer una parada en la iglesia de San Nicolás de Bari (s. XIII), la capilla del Ecce Homo o Jesusín de Galiana (s. XIX) y la casa de Arias de la Noceda (s. XIX).

Entre las calles de la Cámara y Cabruñana está el palacio de Maqua (s. XIX), y entre las calles La Cámara y Cuba, la casa del indiano Eladio Muñiz. El palacio de Balsera o Sendón se halla en la esquina de la calle Julia de la Riva con la plaza de Domingo Álvarez Acebal

Caminando hacia la ría, al final de la calle de La Ferrería, se alza la iglesia de los Padres Franciscanos (s. XII) y la capilla de Los Alas (s. XIV).

En el barrio marinero de Sabugo está la iglesia vieja de Sabugo, que data del siglo XIII. En la prolongación de Sabugo hacia La Cámara encontramos la singular plaza del mercado, ejemplo de la arquitectura del hierro de finales del siglo XIX.

En la Plaza de Camposagrado hacemos un alto en el palacio del Camposagrado (s. XVII), y en la margen de la ría se extiende el parque del Muelle.

Concluimos la visita a la ciudad en la calle Armando Palacio Valdés, donde podemos admirar el teatro, levantado a principios del siglo XX y hoy reconstruido. Especialmente reseñable es la iluminación monumental nocturna del casco antiguo avilesino.

En los alrededores de la ciudad cabe la posibilidad de desplazarse a Miranda, barrio popularmente conocido por su cerámica negra, donde también se aprecia la arquitectura tradicional del lugar es sus casas y hórreos.

Todos estos atractivos de Avilés se complementan con una sabrosa gastronomía, en la que no faltan carnes, mariscos, pescados o dulces; y con multitud de fiestas de gran tradición, como la de San Agustín (agosto), el Antroxu (Carnaval) o El Bollu (domingo y lunes de Pascua).

Quien quiera relajarse en playas de fina arena debe seguir hasta Salinas, donde también es posible visitar el museo de Anclas y admirar numerosos ejemplos de arquitectura indiana. Desde Piedras Blancas, capital del concejo de Castrillón, podemos seguir disfru- tando de la costa asturiana en hermosas playas, como Santa María del Mar.

El concejo de Illas complementa la oferta turística de esta zona con la posibilidad de realizar multitud de excursiones, como la ascensión al alto de Gorfolí (619 m.) Finalmente, como apunte gastronómico merece la pena acercarse a La Peral para degustar su típico y exquisito queso.

Comarca del Nora

  • Llanera
  • Noreña
  • Siero

Los concejos que limitan al norte con la capital asturiana ofrecen al visitante un amplio patrimonio monumental, tanto religioso como civil, lugares de ocio y fiestas populares y un gran número de variadas posibilidades gastronómicas. En estos concejos se pueden hallar también numerosas huellas de asentamientos prehistóricos.

Descripción de la Ruta

  • Desde Oviedo nos dirigimos hacia Pola de Siero por la N-634 y a unos 15 minutos, por un desvío a la de- recha, llegamos a Meres y Lima- nes. Un poco más adelante, otra vía a la izquierda nos lleva a Argüelles. Noreña es el siguiente alto en el camino desde la N-634 que nos conducirá finalmente a Pola de Siero. Desde esta villa nos acercamos a Valdesoto o continua- mos por la misma nacional hasta Lieres.
  • También desde Oviedo tomamos la A-66 y nos desviamos a Lugo de Llanera, adonde llegaremos en unos 10 minutos. A San Cucao accedemos por la AS-240.

Ruta

Llanera • Noreña • Siero

La pujanza económica del concejo de Siero durante la Edad Media ha dejado en él numerosos palacios y casonas solariegas, pues fue zona de asentamiento de los principales linajes asturianos. Este concejo presenta también abundantes construcciones que demuestran su rica arquitectura religiosa.

Desde Oviedo podemos dirigirnos a Pola de Siero y, de camino, visitar la iglesia prerrománica de San Martín (Argüelles), la iglesia de Santa María (en Limanes), el Palacio de Meres y la Capilla de Santa Ana (Meres). El palacio de Celles, a 3 Km de la capital del concejo, es uno de los mejores ejemplos del barroco asturiano. También podemos visitar los palacios de Vigil (Lieres) y del Marqués de Santa Cruz, ya en Pola de Siero, que constituyen una buena muestra de la riqueza arquitectónica de este municipio. En la iglesia parroquial de San Pedro, también en la Pola, destacan principalmente sus frescos de gran tamaño, de estilo neoclásico, obra de un pintor local. En la Pola cabe destacar la Festividad de los Huevos Pintos, declarada de Interés Turístico Nacional; consiste en la exposición, venta y regalo de huevos pintados artesanalmente, cuyos dibujos de figuras y escenas típicas van acompañados de frases, símbolos, etc., en colores vivos y variados. A este aspecto se añaden el gastronómico y el folclórico.

Desde Pola de Siero nos desplazamos a Valdesoto para admirar el palacio del Marqués de Canillejas, sobrio ejemplo de la arquitectura del siglo XVIII, caracterizada por el predominio de la pureza de líneas. La iglesia de San Esteban (Aramil) es una de las mejores construcciones arquitectónicas rurales del s. XII. En este concejo tampoco podemos dejar de visitar el puente -romano o medieval- de Colloto (declarado Bien de Interés Cultural), que tiene consideración oficial de monumento. El municipio alberga también abundantes huellas de asentamientos del paleolítico, con yacimientos prehistóricos como el del Alto de La Mayá (Espinera) o el Cantu Negru (Bobes).

Enclavado en el centro de Siero se encuentra el Concejo de Noreña. Noreña es el municipio menos extenso de toda la geografía española. En él imperan las industrias cárnicas y chacineras. Allí podremos ver el monumento en bronce al «gochín» -como los noreñenses llaman al cerdo en él representado y podremos disfrutar de una exquisita gastronomía, cuyo plato emblemático son los callos.

Podemos visitar su majestuosa iglesia, cuyo interior ofrece un precioso retablo mayor, y el palacio de El Rebollín, así como la Torre del Reloj, edificio histórico de s.XVII, que alberga el Centro de Intrerpretación de Visitantes donde en su última planta puede verse en perfecto estado de conservación la maquinaria del reloj (1864) y una exposición sobre la misma. Destaca también la figura en bronce del indiano D. Pedro Alonso, alcalde y benefactor de Noreña, obra realizada por el escultor Mariano Benlliure que data de 1727. También podemos ver la ermita del Ecce-Homo (s.XVI), punto final de la mayor y más populosa procesión religiosa de todo el Principado de Asturias, que se celebra durante la fiesta mayor del concejo, a mediados del mes de septiembre. Noreña cuenta también con túmulos megalíticos en La Pasera.

También en Noreña, en la zona conocida como Ferrera, encontramos el palacio de Miraflores, construcción realizada a fines del siglo XVI o principios del XVII en un estilo clásico con influencias herrerianas. Otra opción es acercarse al concejo de Llanera. En las cercanías de Lugo de Llanera encontramos el mirador del Santo Firme, situado en el área recreativa del mismo nombre, una espléndida zona orientada al sureste a modo de mirador natural de Oviedo y su entorno. En Villabona podemos realizar una visita al palacio del Marqués de San Antolín (s.XVII) edificio que se inició con una pequeña capilla, denominada de los Reyes Magos; y en San Cucao visitaremos la torre de los Valdés (s.XIV), donde se encuentra el escudo de armas de los Valdés, León, Castilla y Bernaldo de Quirós. También aquí se halla el palacio de Villanueva (s.XVII), excelente obra barroca que encaja perfectamente en el aspecto de la llanura de San Cucao.

En verano, Llanera celebra “La Fiesta de los Exconxuraos”. La cena medieval del sábado es, junto al torneo uno de los muchos atractivos que ofrece el programa de estas fiestas, que conmemoras un hecho histórico acaecido en 1408, cuando el obispo excomulgó a los vecinos de Llanera por vejar al Comendador. El domingo continúa la fiesta con la misa de campaña, el pregón y una comida campestre. Hay, además, un mercado medieval.

Oviedo

  • Oviedo

Oviedo, capital del Principado de Asturias, cuenta con numerosos atractivos, como su casco antiguo, la catedral gótica o el Teatro Cam- poamor, donde se celebra la entrega de los Premios Príncipe de Asturias. Posee además algunas de las más reconocidas muestras del Prerrománico asturiano.

Descripción de la Ruta

  • Una vez visitado Oviedo y el Monte Naranco, recorremos los alrededo- res de la ciudad. Para visitar Las Caldas y Priorio se coge la N-634 en dirección Galicia y un desvío a la izquierda, aproximadamente a 7 kilómetros de Oviedo. Bendones se encuentra a 5 kilómetros por la AS-244.

Ruta

Comenzamos nuestra ruta recorriendo el casco antiguo de la ciudad. En él se alza la impresionante catedral gótica de San Salvador, que muestra además elementos de distintos periodos y estilos artísticos. Desde el brazo sur del crucero podemos acceder a la Cámara Santa, donde se puede contemplar la Cruz de la Victoria, la Cruz de Los Ángeles o la magnífica Caja de Las Ágatas. También en el interior de la catedral podemos visitar el Museo Diocesano.

En la plaza de la catedral podemos ver otras construcciones de interés como el palacio de Valdecarzana-Heredia (s. XVII), la capilla de la Balesquida (s. XIII), la casa de la Rúa (s. XV), la casa de los Llanes (s. XVIII) y el jardín de los Reyes Caudillos. También junto al templo se alza la iglesia prerrománica de San Tirso El Real.

Merece la pena pasear por la calle Santa Ana, donde se ubica el museo de Bellas Artes de Asturias en el que se puede apreciar su rico patrimonio –configurado por más de 8.000 piezas– que constituye una de las mejores colecciones públicas de arte de España; este Museo alberga obras de pintores de la talla de Goya, Zurbarán, Sorolla o Picasso, así como de destacados pintores asturianos, como Luis Fernández, Vaquero Palacios o Darío de Regoyos; además podremos admirar sus dos edificios históricos que son dos excepcionales obras de arquitectura palaciega. Podemos acercarnos también al museo Arqueológico (actualmente en obras), instalado en el antiguo Monasterio Benedictino de San Vicente (Siglo XVI), que presenta diversas colecciones desde la Prehistoria hasta la época medieval. Podemos recorrer la calle Jovellanos y apreciar, a mano izquierda, los restos de la antigua muralla incrustados en las paredes del convento de San Pelayo. Al otro lado del convento se extiende la calle Gascona, bulliciosa ruta de sidrerías.

Todavía en la parte vieja de la ciudad, encontramos la Plaza de Porlier, donde están el palacio de los Marqueses de Camposagrado (s. XVIII), sede del Tribunal Superior de Justicia, y el palacio de los Condes de Toreno (s. XVII), sede del Real Instituto de Estudios Asturianos. Muy cerca se encuentra el edificio de la Universidad, fundada en 1568.

El Ayuntamiento y la plaza de la Constitución, donde se encuentra la iglesia de San Isidoro el Real; y El Fontán, el gran mercado de los domingos, son también visitas obligadas. Antes de abandonar el casco antiguo, podemos pasear por Cimadevilla, la plaza de Trascorrales, la Plaza del Sol, la calle Mon, Ildefonso Martínez -antigua Salsipuedes- y la Plaza del Paraguas.

En pleno centro urbano, junto a la principal arteria de la ciudad -la calle Uria- encontramos el parque de San Francisco, uno de los epicentros de la vida social ovetense y su principal pulmón urbano, con innumerables árboles centenarios en sus 90.000 metros cuadrados. En sus proximidades, se en- cuentra el Teatro Campoamor, escenario anual de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, y el palacio de la Junta General del Principado. En la calle Gil de Jaz resulta interesante visitar el Hotel de La Reconquista, antiguo hospicio de Oviedo.

Concluimos nuestra ruta por Oviedo visitando las cons- trucciones prerrománicas: Santa Maria del Naranco y San Miguel de Lillo, en el monte Naranco, donde también se halla el Centro de Interpretación del Prerrománico, y San Julián de los Prados (Santullano), el templo pre- rrománico de mayores dimensiones de toda España, situado junto a la autopista A-8.

Fuera del casco urbano de Oviedo se extiende el campo de golf de Las Caldas, en el que se integra el conjunto etnográfico de La Premaña. En la misma población se ubica el balneario de Las Caldas Villa Termal. El Centro Ecuestre Municipal “El Asturcón” está situado en la falda norte del Monte Naranco, en el límite con el Concejo de Llanera, y constituye una verdadera ciudad diseñada para la práctica de la equitación.

Cerca de Priorio está la cueva prehistórica de La Lluera, con grabados de un gran e interesante número de figuras animales (caballos, uros, ciervas, cabras...), especial- mente en la llamada Gran Hornacina.

La iglesia prerrománica de Santa María de Bendones se encuentra en el centro de la aldea de Bendones, a unos 5 km de Oviedo por la antigua carretera de Langreo, y es una de las obras más importantes del prerrománico asturiano que no se debe dejar de visitar.

En el aeródromo de La Morgal existe la posibilidad de alquilar avionetas para realizar vuelos turísticos y disfrutar de una vista única de la comarca y del centro de Asturias.

Montaña Central

  • Aller
  • Morcín
  • Lena
  • Ribera de Arriba
  • Mieres
  • Riosa

La montaña es protagonista en esta zona, eminentemente minera, que abarca el centro de la cordillera Cantábrica. Parajes agrestes y de gran belleza como los montes de Aller y Lena, donde la nieve es protagonista en las estaciones de esquí de Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares, la famosa subida al Angliru o el Festival del Queso en Morcín son algunos de los atractivos de este área.

Descripción de la Ruta 1

  • Partimos de Soto de Ribera, a pocos kilómetros de Oviedo, y nos incorpo- ramos a la AS-322 que nos lleva a Santa Eulalia, La Foz y La Vega.
  • A Pola de Lena llegamos por la N-630, que también nos lleva a Vega del Rey y Campomanes, desde don- de continuamos hasta Puente de los Fierros y de allí al puerto de Pajares, en unos 15 minutos.

Ruta 1

Soto de Ribera • Morcín • Riosa • Pola de Lena • Puerto de Pajares

La ruta se inicia en Soto de Ribera, capital del concejo de Ribera de Arriba, desde donde nos dirigimos a Santa Eulalia (concejo de Morcín), para ver su iglesia prerrománica y disfrutar de las magníficas vistas de la Sierra del Aramo.

En La Foz destaca el paraje del Abrigo de Entrefoces, con muestras de arte rupestre, y el Museo de los Quesos. Morcín es conocido, además, por el queso afuega’ l pitu, del que se celebra un certamen durante el mes de enero. Merece la pena subir al Monsacro (1.000 m.) y visitar sus ermitas de Santiago y de La Magdalena (Monumentos Histórico- Artísticos).

Llegamos al concejo de Riosa y nos detenemos en la capital, La Vega, que forma parte del Paisaje Protegido de la sierra del Aramo, en la que se alza el Gamoniteiro (1.800 m.). Otra visita interesante es la de la ermita de la Virgen de las Nieves, en Llamo.

Continuamos hasta el concejo de Lena, el primero que atraviesa el visitante al entrar en la región desde León. En la capital, Pola de Lena, encontraremos la casa de Vital Aza (s. XVIII–XIX) Muy cerca, en Vega del Rey, se encuentra una de las más destacadas muestras del prerrománico asturiano, Santa Cristina de Lena (s. IX), Monumento Histórico y Patrimonio de la Humanidad.

En Campomanes visitamos el palacio de Revillagigedo (s. XVIII), y muy cerca, en Zureda, se encuentra el palacio de Los Mendoza. Desde Campomanes se accede, además, a las localidades del valle del Huerna, Jomezana, Telledo, y Tuiza de Abajo y de Arriba, donde encontramos el puerto de la Cubilla y punto de acceso para cualquier excursión a Peña Ubiña (2.417m.).

Llegamos a Puente de los Fierros y podemos admirar la casa rectoral, la capilla y el puente (s. XI). Aquí se inicia el ascenso del puerto de Pajares, en cuya cumbre está la estación invernal Valgrande-Pajares, en Brañillín.

Descripción de la Ruta 2

  • Desde Olloniego, la AS-242 nos acerca a Mieres, en cuyos alrededo- res visitamos Figaredo y Turón. A seis kilómetros de Mieres accedemos, en Ujo, a la AS-112 con destino a las localidades de Caborana, Moreda y Cabañaquinta.
  • Poco antes de llegar a esta población encontramos, a la derecha Soto, y un poco más adelante, esta vez a la izquierda, Serrapio. Desde Cabaña- quinta por la AS-253 subimos al Puer- to de San Isidro tras pasar por loca- lidades como Collanzo, Pola del Pi- no, Pino y Felechosa.

Ruta 2

Olloniego • Mieres • Fuentes de Invierno

La ruta se inicia en la localidad de Olloniego, muy cerca de Oviedo, donde es posible ver el torreón y el puente medieval. Seguimos hasta Mieres, capital de concejo y núcleo eminentemente minero. Destaca el palacio del Marqués de Camposagrado (s. XVII), el Ayuntamiento, la Escuela de Capataces de Minas (hoy Casa de la Cultura), el Liceo, el Mercado y la Casa Duró (s. XVII).

Nuestra ruta nos acerca a numerosas localidades del concejo para visitar el palacio del Vizconde de Heredia (s. XVII-XVIII) y el puente (s. XVIII), en Santullano; el palacio de Bernaldo de Quirós (s. XVII) o palacio de los Marqueses de San Esteban del Mar (s. XVIII), en Figaredo. Junto a este tipo de construcciones el paisaje mierense ofrece otras de marcado carácter industrial.

Seguimos hasta Ujo, importante enclave en la ruta de peregrinación entre León y Oviedo en la Edad Media. La localidad conserva restos de la iglesia de Santa Eulalia (s. XII). Desde aquí podemos iniciar excursiones al valle de Cuna, con excelentes paisajes y el santuario de San Cosme y San Damián.

En Enfistiella, ya dentro del concejo de Aller, abrirá sus puertas el Centro de Interpretación de la Vía Carisa, donde se muestra el significado como medio de comunicación en su época. Escenario bélico de las guerras entre los romanos y los astures, está situada a 1.800 m de altitud.

Remontando el valle del río Aller llegamos hasta el Puerto de San Isidro, donde se encuentra la estación de esquí Fuentes de Invierno, en la que se pueden practicar todos los niveles de este deporte; cuenta con 15 pistas con una longitud esquiable de 8 km y su estructura permite acoger 2.800 esquiadores por jornada. Este valle concentra un gran número de pozos hulleros en Santa Cruz de Mieres, Caborana y Moreda.

En Soto se encuentra el santuario de Nuestra Señora de Miravalles (s. XVIII) y en Serrapio podemos visitar la iglesia de San Vicente (s. XII), templo románico erigido sobre los restos de un castro de época romana.

Ascendiendo por el valle se llega a Cabañaquinta, capital del concejo de Aller. De Collanzo parte la carretera a Casomera, localidad enclavada en un marco agreste y montañoso, donde se inicia la ruta por las Foces del Río Aller. También de Collanzo sale la vía a Santibáñez, lugar donde podemos contemplar la iglesia de San Juan de Riomera, interesante templo medieval (s. XIII).

Hacia el puerto de San Isidro, pasamos por Pola del Pino y El Pino,desde donde arranca una senda de arriería que comunica el Puerto de Vegarada en León, muy frecuentada hasta el siglo pasado.

En Felechosa iniciamos el ascenso del puerto (1.520 m), en cuya cima se encuentra la citada estación invernal de Fuentes de Invierno.

Cabo Peñas

  • Carreño
  • Gozón

Territorio fundamentalmente marinero, esta zona agrupa los concejos de Gozón y Carreño. El punto más septentrional de la Península Ibérica, el cabo de Peñas, es un hermoso balcón al mar rodeado de bellas playas y acantilados. Dos villas marineras destacan en esta zona, Candás y Luanco. Aquí, el turismo estival es protagonista y el mar se respira en el ambiente y se degusta en la mesa.

Descripción de la Ruta

  • Iniciamos nuestra ruta por el cabo Peñas desde Gijón. Tomamos la AS-19 y nos desviamos hacia la costa por la AS-239 que nos con- duce a Perlora y a Candás o por la AS-118 que nos lleva a Luanco directamente. Desde Candás, la AS-110 nos lleva a Piedeloro y Lo- grezana; y por la CE-8, accedemos a Prendes. Por la AS-239 llegamos a Luanco, desde donde cogemos la AS-238 para desviarnos a la de- recha por la carretera local hasta el Cabo de Peñas. Desde aquí, en dirección a Avilés, la AS-328 nos conduce a Ferrero, Verdicio y San Martín de Podes. Si seguimos lle- garemos a Nieva. Desde San Martín la GO-10 nos lleva hasta Manzaneda.

Ruta

Perlora • Candás • Piedeloro • Logrezana • Prendes • Luanco • Cabo Peñas • Ferrero • Verdicio • San Martín de Podes • Nieva • Manzaneda

Iniciamos el trayecto desde Gijón y la primera escala en la ruta la hacemos, ya en el concejo de Carreño, en Perlora, donde se ubican algunas de las playas más concurridas de la comarca. Candás, permite pasear por el puerto pesquero, el muelle cercano a la playa de La Palmera, o degustar los platos típicos (caldereta, sardinas y bonito en temporada) en alguna de sus tabernas y sidrerías.

Visitas obligadas son el Museo Antón -Centro de Escultura de Candás y el Aula del Neolítico de Carreño. Subiendo por la plaza del Cuetu, llegamos a la Punta del Cuerno, donde se alza el faro de Candás y la ermita de San Antonio (s. XVI), antigua atalaya de pescadores desde donde se pueden observar magníficas panorámicas de la costa. También podemos visitar la iglesia parroquial de San Félix, con el santuario del Santísimo Cristo de Candás y el Monte Areo.

En los alrededores de Candás podemos ver la iglesia medieval de Santa María de Piedeloro, la torre de Prendes y la iglesia de Santa María de Logrezana.

Continuamos hasta Luanco, capital del concejo de Gozón, el más septentrional del Principado, emplazado entre la punta de Samarincha y la punta del Gallo.

El Puerto se ubica en el abrigo de esta bahía, Podemos visitar la iglesia de Santa María (s. XVIII) y el palacio de los Menéndez de Pola (1679), situado al lado de la iglesia y excelente ejemplo de arquitectura señorial barroca. También cabe destacar la torre del reloj (s. XVIII) y la Casa Mori, de estilo modernista. El Museo Marítimo de Asturias, es otro atractivo de esta villa marinera.

A escasos kilómetros de Luanco, en dirección a Bañugues, se encuentra el Cabo de Peñas, impresionante paisaje con profundo acantilados de entre 90 y 100 metros sobre el mar. Es el punto más septentrional de la costa cantábrica. El faro fue construido en 1852 y cuenta con el Centro de Interpretación del Medio Marino de Peñas (MEMAP), ubicado en la planta baja de dicho faro, y el Centro de Interpretación de Paisaje Protegido del Cabo Peñas.

Continuamos la ruta por la carretera hacia Avilés, donde podemos hacer un alto en Ferrero para visitar la capilla de Nuestra Señora de la O (s. XVII). Resulta imprescindible hacer un alto en Verdicio, para admirar su amplia y hermosa playa.

En San Martín de Podes podemos ver el palacio del Conde del Real Agrado. Continuamos hacia Nieva, localidad en la que destacan la capilla y, muy cerca, el faro de San Juan. Desde Luanco también visitamos Manzaneda, con el templo parroquial de San Jorge (s. XII) y el palacio de La Riva, torre medieval reconstruida en 1927.

Destacar la Playa de Xagó que junto con las de Verdicio cuenta con importantes sistemas dunares.

Gijón

  • Gijón

Gijón está situado a la orilla del Cantábrico, entre el cabo Torres y la punta del Cervigón, y entre la península de Santa Catalina y la bahía de Gijón o de San Lorenzo. El primer asentamiento humano en Gijón data del siglo V a. C., en la Campa Torres, donde los cilúrnigos fundaron el poblado denominado Noega. Tras la conquista romana surgió la primitiva villa, en el cerro de Santa Catalina, en el siglo I a. C. Protegida por la muralla, la puebla medieval fue hacia el puerto y en el siglo XVIII se convierte en la principal capital creciendo marítima de Asturias. A partir de entonces el desarrollo industrial (experimentado sobre todo en la siderurgia y la minería) hizo que se constituyera como la ciudad más grande de Asturias.

Descripción de la Ruta

  • Tras visitar Gijón, recorremos sus alrededores. Nos dirigimos a Cabue- ñes, tomando un desvío desde la N- 632 a la izquierda. Muy próxima está Deva, a la que llegamos desviándonos de la misma carretera nacional a la derecha.
  • Ya en el Gijón monumental podemos visitar la Villa Romana de Veranes, a 10 minutos del centro, por la AS- 18 salida 17.

Ruta

Para conocer Gijón podemos visitar primero los importantes restos arqueológicos hallados en la Campa Torres, su muralla romana y las termas de Campo Valdés donde descubriremos la forma de vida de sus pobladores en la época romana.

Ya en Gijón monumental, comenzamos la ruta por el barrio de Cimadevilla, donde podremos apreciar la sigularidad de muchos de sus edificios; destacan la casa de los Ramírez de Jove (s. XVI), el convento e iglesia de Las Agustinas (s. XVII) y la antigua Fábrica de Tabacos. En lo alto del barrio, en el cerro de Santa Catalina, se encuentra el “Elogio del Horizonte” (1989), de Eduardo Chillida.

En Campo Valdés está el palacio Valdés (s. XVII) y la iglesia de San Pedro, asomada al Cantábrico (s. XV) y rehabilitada en 1955. Son de interés las casas de los Valdés Llanos y de los Nava.

En la calle Cabrales podemos admirar la torre de los Jove Hevia y la Capilla de San Lorenzo, cuya fachada acusa los efectos de la salinidad.

En la plaza de Jovellanos está el Museo–Casa Natal de Jovellanos, que evoca la figura del ilustrado y en la Plaza Mayor encontramos el Ayunta- miento, de estilo neoclásico. Cruzando la Plaza Mayor hacia el Puerto Deportivo vemos, a nuestra derecha, el palacio de Revillagigedo y la colegiata de San Juan, excelentemente rehabilitados. Preside la plaza el monumento a Pelayo. Cercano está el museo dedicado a Juan Barjola, ubicado en la casa-palacio de los Jove Huergo.

En la calle Jovellanos, de esquina a la plaza del Instituto se sitúa el Real Instituto de Jovellanos, que alberga el Centro de Cultura Antiguo Instituto. Otros edificios significativos son la Antigua Pescadería y el Mercado del Sur.

En algunas calles de Gijón, como Capua, Cabrales o Corrida quedan bellos ejemplos de edificios surgidos a raíz del despegue industrial de princi- pios del siglo XX, como el edificio Banco Central entre Los Moros y Munuza. No debemos dejar de visitar la plaza del Instituto, conocida como la plaza del Parchís, y la Plazuela de San Miguel, de trazado elipsodial.

Por el paseo de la playa de San Lorenzo llegamos hasta el puente de El Piles, el Parque Hermanos Castro, el recinto de la Feria Internacional de Muestras de Asturias y el museo del Pueblo de Asturias. En la otra margen del río, el Estadio de El Molinón y La Plaza de Toros, de estilo neomu- déjar. También podemos seguir por el paseo de El Rinconín, magníficamente rehabilitado, hasta la playa de la Ñora.

En los alrededores de Gijón podemos visitar espacios naturales y conjuntos de arquitectura tradicional en Deva. En Cabueñes, en la antigua Universi- dad Laboral inaugurada en los cincuenta, que destaca por sus dimensiones (su torre alcanza los 120 metros de altura), se encuentran Laboral Ciudad de la Cultura y Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Justo enfrente se ubica el Jardín Botánico Atlántico; en la misma parroquia, Cabueñes se puede practicar la recolección de frutos.

El Románico está presente en Ceares y Cenero, donde podemos observar bellos ejemplos de arquitectura medieval en la iglesia de San Andrés de Ceares (s. XII o XIII) y San Juan de Cenero. Destacan también las de San Vicente en Cal- dones, Santa Eulalia de Baldornón, San Juan en Fano y San Miguel en Serín.

Una vez finalizado el recorrido por el patrimonio histórico-artístico de Gijón y sus alrededores, el visitante puede tomar un respiro y acercarse a alguna de las playas de la zona: las de San Lorenzo, Poniente donde están el Acuario y el Centro de Talasoterapia, y del Arbeyal, en plena ciudad, o las de Peñarrubia, Serín y La Ñora.

La variada y rica gastronomía, acompañada de buena sidra, es sin duda otro de los atractivos de esta zona, que destaca también por su populoso ambiente, sobre todo en verano. Junto a las romerías de los pueblos circundantes, Gijón se viste con sus mejores galas para celebrar la festividad de Nuestra Señora de Begoña (15 de Agosto) o el Antroxu (en carnaval). Conocidas son también la Semana Negra, el Salón del Libro Iberoamericano, elFestivalInternacionalde CineylaFeriaInternacional de Muestras, que durante la época estival congre- ga en la ciudad a numerosos visitantes. El último fin de semana de agosto tiene lugar el Festival de la Sidra Natural, declarada Fiesta de Interés Turístico del Principado de Asturias.

Valle del Nalón

  • Caso
  • Langreo
  • Laviana
  • San Martín del Rey Aurelio
  • Sobrescobio

La tradición industrial y minera convive con la protección medioambiental, que tiene su máximo exponente en el Parque Natural de Redes. Verdes Paisajes y gran riqueza en flora y fauna definen esteterritorio enclavado en la cuenca del río Nalón.

Descripción de la Ruta

  • Iniciamos la ruta en La Felguera. En el concejo de Langreo. Continua- mos por la carretera AS-17 hasta Sama y visitamos a lo largo de la AS- 17 las localidades de Ciaño, El En- trego, Sotrondio, Blimea y Pola de Laviana.
  • Desde Pola de Laviana podemos des- viarnos a la derecha por la AS-252 para visitar Villoria a 4 km. Si conti- nuamos por la AS-17 podemos, tras pasar el embalse de Tanes, desviarnos a la derecha hasta Caleao un poco antes de Campo de Caso. Seguimos por la AS-17 para visitar Bezanes y La Foz y remontar el puerto de Tarna.

Ruta

La Felguera • Sama • Ciaño • Sotrondio • Blimea Pola de Laviana • Villoria • Caleao • Campo de Caso • Bezanes • La Foz

Accedemos al concejo de Langreo remontando el cauce del Nalón y encontramos La Felguera, población de marcado paisaje industrial en la que podremos visitar el Museo de la Siderurgia (MUSI). Entre su patrimonio artístico destaca la capilla de Llungueru (s. XVIII). Y la fiesta de la Fabada, que se celebra en diciembre, se convierte en cita obligada para los amantes de esta especialidad astur.

Sama de Langreo es la capital del concejo y también conserva su imagen minera e industrial. Allí podemos visitar la iglesia de Santiago (s. XIX). Un poco más adelante, encontramos Ciaño. Merece la pena visitar la torre y casa de La Quintana (s. XIV) y la iglesia de San Esteban, de portada románica.

Podemos además subir al alto de El Carbayu y visitar la ermita de Nuestra Señora del Carbayu, originariamente románica y remodelada en el siglo XVIII, y su retablo barroco. Desde allí también se divisa una gran panorámica de todo el valle.

Continuamos por la misma carretera, dominada la vista ahora por el castillete del pozo María Luisa, que marca el paso al concejo de San Martín del Rey Aurelio.

Poco antes de llegar a El Entrego, en lo que fue la escombrera del pozo minero de San Vicente, se ubica el Museo de la Minería y de la Industria, donde se representan las tareas de laboreo en las minas desde la antigüedad. La visita se completa con el paseo por la Mina Imagen, que recrea de forma real el ambiente en las galerías.

A continuación hacemos una parada en Sotrondio, capital del concejo, conocida entre otras cosas por el certamen gastronómico dedicado a los nabos. En Blimea vemos el palacio de los García Ciaño (s. XVIII) y la casa de los Fernández Miranda (s. XVI).

Junto a platos como la fabada y el pote, San Martín del Rey Aurelio destaca por los pimientos y las cebollas rellenas, que cuentan con sendos certámenes en Blimea y El Entrego.

En el Alto del Nalón encontramos Pola de Laviana, capital del concejo de Laviana. Animada villa con activa vida comercial, celebra su mercado semanal los jueves y es conocida por el descenso Folclórico del Nalón, donde ingenios acuáticos llenan el río de impresionante colorido.

A la salida de Pola de Laviana, tras cruzar el puente de la Chalana, en Entralgo, está la casa natal de Armando Palacio Valdés. Desde allí se accede a Villoria, antiguo señorío de los Quirós. Llegamos a El Condado y nos detenemos en el Torreón, de origen prerrománico, y en la casona de los Menéndez.

El valle se hace más estrecho. Estamos entrando en Sobrescobio. Desde la capital, Rioseco, hacia Villamorey observamos el Torrexón, vieja torre defensiva. Y si continuamos por la misma carretera, llegamos a Soto de Agues, donde podemos iniciar la ruta del Alba. También la aldea de Ladines ofrece al visitante impresionantes vistas.

Ya en el concejo de Caso, en Tanes, destaca la Iglesia de Santa María (s. XVI) y el recién inaugurado Museo de la Apicultura de Caso. Tras pasar la Presa de Tanes nos encontramos con el pueblo de Caleao donde el primer fin de semana de agosto se celebra la Fiesta del Segador, este lugar acoge la iglesia de Santa Cruz La Real (s. XVI) y un importante conjunto de arquitectura popular. El último fin de semana de agosto, en la Collada de Arnicio, se celebra el Certamen del Quesu Casín.

Seguimos hasta Campo de Caso, capital del concejo, donde encontramos el interesante conjunto del barrio del Pandu.

Bezanes es el punto de inicio para ascender a la Vega de Brañagallones. Desde la Vega se pueden realizar diversas travesías hasta el lago Ubales o las majadas de Valdevezón y Vega Pociello. Resulta interesante observar el trabajo de artesanos madreñeros en Pendones, Bezanes o Veneros. En este último lugar, el Museo de la Madera constituye una magnífica opción para disfrutar de nuestra visita.

Aquí se inicia el ascenso al puerto de Tarna a través de una carretera de sinuoso trazado y espectaculares vistas. En la cima del puerto encontramos el nacimiento del río Nalón, la fuente La Nalona. Desde este puerto, Asturias nos regala una hermosa vista de las dos vertientes de la cordillera Cantábrica.

Destacar en el concejo, los Monumentos Naturales de la Cueva Deboyu y Tabayón del Mongallu.

Comarca de la Sidra

  • Bimenes
  • Nava
  • Cabranes
  • Sariego
  • Colunga
  • Villaviciosa

La manzana y la sidra son protagonistas en estas poblaciones, que cuentan con la mejor producción en Asturias y con numerosos llagares para degustarla. Villaviciosa y Nava son las capitales sidreras por definición. Junto a la bebida más típica, la oferta turística secompleta con un impresionante patrimonio, tanto artístico, capitaneado por el Monasterio de Valdediós, como natural, con bellas playas y espacios protegidos.

Descripción de la Ruta

  • Partimos de Colunga, por la AS-257 hacia Lastres, a unos 4 kilo- metros. Desde allí enlazamos con la N-632 hasta Villaviciosa, adonde llegaremos en poco más de diez mi- nutos. Desde esta localidad podemos desplazarnos hasta El Puntal y Tazo- nes (a unos 11 kilometros de la villa) o partir en dirección a Rodiles. A las afueras de Villaviciosa, por la AS-255, encontramos Amandi.
  • A Valdediós, llegamos por la AS-113, tomando un desvío a la de- recha en el inicio de la subida al alto de La Campa. Volviendo a la AS-113 continuamos hasta Vega, distante 14 kilómetros de Villaviciosa. Por la AS- 113 enlazamos con la N-634 y segui- mos hasta Nava. Desde aquí se parte hacia Martimporra, por la AS-251, y a Santa Eulalia por la N 634, enlace con la AS-255.

Ruta

Colunga • Lastres • Villaviciosa • Tazones • Amandi • Valdedios • Vega • Nava • Martimporra • Santa Eulalia

Iniciamos la ruta en Colunga, donde podemos ver el palacio de Estrada (actual Ayuntamiento) y las capillas de Loreto (s. XVII) y Santa Ana (s. XVI) así como la iglesia de San Cristóbal el Real (s. XIX) y la casa de los Alonso de Covián (s. XVI). También podemos contemplar la vista desde el mirador de San Roque, adecuado recientemente. De noche, iluminada monumentalmente, la villa ofrece un sensacional aspecto. el En Gobiendes podemos visitar el Centro de Interpretación de la Sierra del Sueve.

Desde allí, nos dirigiremos hacia la villa marinera de Lastres para contemplar uno de los puertos pesqueros más típicos y bellos del litoral asturiano, al que su nueva iluminación monumental confiere en la noche una singular hermosura. Antes de llegar podemos desviarnos para visitar el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) que se levanta en un lugar desde el que se disfruta de una magnífica vista de la costa oriental asturiana y en el que podremos recorrer los distintos aspectos de ese período prehístorico, con gran número de réplicas de distintos dinosaurios.

Nos dirigimos a continuación hacia Villaviciosa, capital del concejo de igual nombre, que cuenta con numerosos atractivos como la posibilidad de practicar la recolección de frutos en la cercana localidad de San Justo, y paisajes de alto valor ecológico como la ría de Villaviciosa, declarada Reserva Natural Parcial. En esta localidad destaca el Teatro Riera y la iglesia de Nuestra Señora de la Oliva (s. XIII) y desde aquí podemos desplazarnos a playas como El Puntal y Rodiles, y visitar localidades pintorescas como Tazones.

En los alrededores de la villa es indispensable visitar Amandi y su iglesia de San Juan (s. XII), declarada Monumento Histórico. Visita obligada es también el conjunto de Valdedios, San Salvador (Prerrománico del s.IX), declarado Patrimonio de la Humanidad, y el monasterio de Santa Maria la Real (s. XIII).

Tras pasar el alto de La Campa, llegamos hasta Vega, capital del concejo de Sariego. Situado en el valle que conforma el río Nora, es un municipio eminentemente rural en el que realizar tranquilos paseos y rutas por Santianes o La Peñuca.

Es recomendable subir al alto de Los Cuatro Jueces y disfrutar de las vistas, y visitar el palacio de Vigil-Quiñones, en Moral,o la iglesia románica de Santa María de Narzana.

Nos dirigimos después a Nava, capital del concejo del mismo nombre y do-minada por la sierra de Peñamayor, otra de las villas sidreras por excelencia en Asturias. Por ello resulta de sumo interés acercarse al Museo de la Sidra, donde podremos conocer de cerca la historia y los procedimientos de elaboración del preciado caldo astur. A 10 minutos del Centro de Nava podemos visitar la pintoresca localidad de Ceceda.

El patrimonio histórico artístico de este concejo se aprecia en construc- ciones como el palacio de La Cogolla y el de La Ferreria, con su torre.

Continuamos hasta Martimporra, capital del concejo de Bimenes, desde donde se pueden realizar excursiones a Peñamayor, Bocegal o Cues- tespines. Bimenes cuenta con un importante patrimonio histórico - artístico, en el que destaca el palacio de los Martimporra y la torre de San Julián. En su escarpado territorio se enclavan tesoros naturales como los pozos de Forniellos y Antón García, o la aldea de Santa Gadía.

Desde Nava también podemos ir a Cabranes, pequeño concejo cuya capital es la villa de Santa Eulalia. De su patrimonio cultural sobresale la iglesia de San Julián de Viñón (s. XII). Aquí se encuentra el Museo de la Escuela Rural. Los embutidos de Naveda son típicos de esta zona.

Oriente de Asturias

  • Amieva
  • Cabrales
  • Cangas de Onís
  • Caravia
  • Llanes
  • Onís
  • Parres
  • Peñamellera Alta
  • Peñamellera Baja
  • Piloña
  • Ponga
  • Ribadedeva
  • Ribadesella

En esta comarca la escasa distancia entre montaña y mar permite disfrutar de las magnificas playas de la costa oriental y de las majestuosas cumbres de los Picos de Europa, o de las sierras del Cuera y del Sueve lo que posibilita en una misma jornada rutas muy diferentes.

Especialmente destacable es el Ecomuseo del Paraíso Rupestre que supone un recorrido turístico por la Prehistoria, con la presentación de una serie de yacimientos, cuevas y equipamientos museísticos e interpretativos con muestras de arte rupestre y emblemáticos hitos dispersos por toda la geografía del Oriente de Asturias. El territorio engloba 13 concejos del Oriente Asturiano y dispondrá de otros tantos equipamientos vinculados a la riqueza prehistórica de la zona. Actualmente están abiertos al público: El Aula de Interpretación de Peña Tú en Puertas de Vidiago (Llanes): El Centro de Descubrimiento de la Fauna Glaciar en Avín (Onís): La Puerta de los Acantilados en la Cueva del Pindal (Ribadedeva).

Descripción de la Ruta 1

  • Desde Infiesto tenemos varias opcio- nes: tomamos la comarcal hasta Es- pinaredo y Riofabar o la N-634 hasta Villamayor. Si nos incorporamos a la AS-259 llegamos a Borines. Conti- nuando por la N-634 vamos a Arrion- das. Desde aquí, tomamos la N-625 y nos incorporamos a la AS-261, que nos llevará a Taranes (tras un desvío a nuestra derecha) y a Beleño, desde donde podemos continuar hasta So- brefoz.

Ruta 1

Piloña • Parres • Ponga

Iniciamos la ruta desde el interior y hacemos la primera parada en la villa de Infiesto, capital del concejo de Piloña. Destacan allí el palacio de Covián (s. XVIII) y el santuario de la Virgen de la Cueva, en dirección a Ques.

En los alrededores de Infiesto encontramos Espinaredo, con un interesante conjunto de hórreos, y Villamayor, donde se encuentra la iglesia de Santa María (s. XlI), muestra ejemplar del románico asturiano. Podemos desviarnos a la derecha hasta Borines, conocida por su manantial de aguas mineromedicinales.

Piloña, como la mayoría de los concejos de esta zona, ofrece la posibilidad de realizar numerosas rutas de montaña. En octubre se celebra el Festival de la Avellana, abundante en la zona, considerado Fiesta de Interés Turístico del Principado de Asturias.

El siguiente destino será Arriondas (capital del concejo de Parres), en la ribera del salmonero río Sella y punto de partida del tradicional Descenso Internacional en piragua.

Desde Arriondas nos dirigimos a Taranes y a San Juan de Beleño, capital del concejo de Ponga y entrada a la Reserva Natural Parcial de Peloño. Igualmente, podemos acercarnos a Sobrefoz, pueblo de montaña en la falda del imponente pico Tiatordos (1.951 m.). A lo largo de su territorio, Ponga cuenta con numerosas muestras de arquitectura popular que han pervivido hasta nuestros días.

Descripción de la Ruta 2

  • Tomamos la N-625 que nos lleva des- de Arriondas a Villanueva y poste- riormente a Cangas de Onís. Segui- mos por la misma nacional y llegamos a Sames y Amieva.
  • Desde Cangas de Onís, tomamos la AS-114, a dos kilómetros encontrare- mos la desviación a Cardes, y más adelante, nos desviamos a la derecha por la AS-262 hasta Covadonga, desde donde se accede a Los Lagos.
  • Volvemos a la AS-114 y paramos en Abamia y Benia (capital del concejo de Onís). Continuamos por la misma vía hasta Carreña y Arenas de Ca- brales, desde donde tomamos la AS- 264 hasta Poncebos y continuamos por carretera comarcal hasta Tielve y Sotres. Continuando por la AS-114 visitamos Alles y Panes.

Ruta 2

Cangas de Onís • Covadonga • Picos de Europa

Desde Arriondas partimos hacia Cangas de Onís, pero un poco antes de llegar merece la pena desviarse para visitar el monasterio de San Pedro (s. XII), en Villanueva, Monumento Histórico convertido hoy en parador de turismo.

Cangas de Onís es la capital del concejo y fue el primer núcleo de población reconocida por los caudillos astures y cántabros en los comienzos de la Reconquista (s. VIII). La población es centro de entrada para los visitantes al Parque Nacional de los Picos de Europa y conocida por su mercado de quesos de Cabrales, Beyos y Gamonéu. Destaca el Puente Romano, que es en realidad medieval y está declarado Monumento Histórico. También hay que visitar la capilla de la Santa Cruz (s. VIII), construida sobre un dolmen prehistórico, la casa de los Dago y el Ayuntamiento.

Continuamos hacia la capital del concejo de Amieva, Sames, y desde allí a Amieva, de donde parte la conocida senda del Arcediano hasta Soto de Sajambre (León), también podremos visitar el Centro del Hábitat Rupestre (Santillán). Entre Amieva y San Román encontramos el mirador de La Collada.

Nos situamos de nuevo en Cangas de Onís y nos desplazamos a Cardes, donde encontramos la cueva paleolítica del Buxu, rica en pinturas y grabados Solutrenses y Magdalenienses. Desde allí seguimos a Covadonga, para visitar la Santa Cueva enclavada en la roca, la colegiata de San Fernando y la basílica. Desde aquí se accede a los lagos de Enol y Ercina, paraje impresionante y punto de partida de numerosas excursiones por los Picos de Europa.

Continuamos hacia el oriente asturiano, realizando paradas en Abamia, donde destaca el Monumento Histórico de Santa Eulalia y Benia, capital del concejo de Onís. En Carreña, ya en el concejo de Cabrales, podemos ver la casona de los Bárcena (s. XVII) y el mirador del Pozo de la Oración, desde donde se contempla el impresionante Naranjo de Bulnes, el Aula los Pintores de las Cuevas (Carreña), El Centro de Interpretación del Queso de Gamonedo (Demués) y el Centro de Interpretación del Quebrantahuesos de los Picos (Benia), en Avín se encuentra el Centro de Interpretación del Descubrimiento de la Fauna Glaciar.

Desde Arenas de Cabrales podemos acceder por carretera a Poncebos (uno de los accesos a la ruta del Cares), y a Tielve y Sotres, hermoso pueblo de montaña desde el que se llega a la vega de Urriellu (Naranjo de Bulnes).

Luego encontramos Alles, capital de Peñamellera Alta. Merece la pena ver la iglesia de San Pedro de Plecín y las ruinas románicas de su abadía. Más adelante llegamos a Panes, capital del concejo de Peñamellera Baja.

Descripción de la Ruta 3

  • Iniciamos la ruta en Duesos, toma- mos la N-632 hasta Carrales, retro- cedemos hasta La Isla donde toma- mos a mano derecha la AS-260 para la subida al mirador del Fito.
  • Volvemos a situarnos en la N-634 y continuamos hasta La Isla, Prado y, finalmente, Ribadesella.
  • La AS-263 nos lleva hasta Nueva, Villahormes, y Naves. Tomamos el desvío de la AS-115, paramos en Posada de Llanes y continuamos por la misma carretera. Antes de llegar a Meré, nos desviamos a la derecha, por la comarcal, hasta Ardisana.
  • De nuevo en la AS-115 en dirección a la costa cogemos la carretera local que se desvía a la derecha, pasando por El Mazucu y La Pereda, hasta Llanes.
  • Si continuamos por la N-634 vamos a Puertas de Vidiago, Pendueles, Pimiango (desvío a la izquierda) y Colombres, donde terminamos nues- tra ruta.

Ruta 3

Colunga • Caravia • Ribadesella • Llanes • Sierra del Cuera • Ribadedeva

Este itinerario recorre los concejos situados más al este del Principado, donde la combinación de playa y montaña resulta de extraordinaria belleza y ofrece incontables posibilidades al visitante.

Empezamos la ruta en el pueblo de Duesos, donde podemos apreciar la estela de Duesos -de época romana- situada a la puerta de la Iglesia de Santiago, cuya primera estructura es del siglo XVII reformada posteriormente. Está construida con materiales del antiguo monasterio de Caravia. En el vecino pueblo de Carrales se encuentra la casa de los Pando, típico ejemplo de la casona rural del siglo XVIII.Continuamos hasta Prado, capital del concejo de Caravia, para visitar la casa de los González Cutre (s. XVII).

En Caravia Baja podremos visitar el Centro de Interpretación de la Cultura Castreña del Oriente de Asturias.

Retrocediendo hacia La Isla en Colunga tomaremos la carretera por la que iniciaremos la subida al mirador de El Fito desde el que podremos apreciar hermosas vistas de la costa.

Caravia cuenta con atractivas playas como El Arenal de Morís y La Espasa, unos de los más importantes arenales de Asturias, ideales para la práctica de submarinismo, el surf y la navegación.

Ribadesella, población de gran tradición marinera, es famosa por las cuevas de Tito Bustillo y su Aula Didáctica, donde se muestra parte de la prehistoria asturiana. Aquí desemboca el Sella, conocido por el Descenso Internacional en piragua o la “Fiesta de las Piraguas”, declarada de Interés Turístico Internacional. Es recomendable pasear por el puerto pesquero y deportivo, para tener una panorámica de toda la villa, hasta la ermita de La Guía.

Ya en el Concejo de Llanes, en Nueva, podemos ver el palacio de los Condes de la Vega del Sella, con su torre medieval. Más adelante, en Villahormes está el palacio de La Espriella (s. XVII), y también podemos hacer una parada para pasear por Naves.

Llegamos a Posada de Llanes y, desviándonos hacia el interior, acce- demos a Ardisana (casa de los Posada del siglo XVII), Meré y Caldueño. El Mazucu, en la Sierra del Cuera, y La Pereda, desde donde se accede hasta el Pico Turbina (1.315 m.), son visitas obligadas para los amantes de la montaña.

Nuestro itinerario continúa en la villa de Llanes, capital del concejo, antiguo puerto ballenero y localidad histórica con muralla y torreón medieval. Es imprescindible visitar el palacio de Posada, hoy convertido en Casa de Cultura, el de Estrada (s. XVII), el de Gastañaga (s. XV) y El Cercáu, casona renacentista junto a la playa de El Sablón. Destacan también la basílica gótica de Santa Marina del Conceyu, la capilla de La Guía, el Ayuntamiento, y el Casino. No debe el visitante olvidar el paseo por el puerto pesquero y deportivo, donde se encuentran los "Cubos de la Memoria", obra de Agustín Ibarrola.

Continuamos en dirección a Santander realizando una parada en Puertas de Vidiago a 12 km de el pueblo de Llanes, para visitar la zona arqueológica en la que se encuentra el Ídolo de Peña Tú y su aula didáctica, con grabados y pinturas de la Edad de Bronce. Pendueles y Pimiango son otras localidades de interés en este itinerario. En esta última, ya en el concejo de Ribadedeva, está la cueva del Pindal, la ermita de San Emeterio y el faro.

Terminamos nuestra ruta en Colombres, donde haremos un alto para visitar Villa Guadalupe, espléndida muestra de la arquitectura que generó la emigración asturiana a América, hoy sede del Archivo de Indianos. A lo largo de todo el itinerario es posible tomar un respiro en las muy numerosas playas que jalonan la costa oriental asturiana, como las de San Antolín, Torimbia, Borizo, Poo, Toró y Ballota, entre otras. Especialmente curiosa resulta la de Gulpiyuri, en Naves, pequeña playa alejada de la línea de costa que se inunda con las mareas vivas tomando la apariencia de una piscina salada.

También son característicos de la zona llanisca los "bufones"; estos chorros de agua alcanzan grandes alturas y en días de fuerte oleaje se pueden oir a bastante distancia.

Las arraigadas costumbres de esta zona, el folclore, los trajes típicos, las danzas, las fiestas populares y la gastronomía son algunos atractivos más de este itinerario.